domingo. 14.07.2024

Mallorca está cada vez está más cerca de convertirse en el destino número uno a nivel europeo para segundas residencias, sigue siendo altísima.

El último informe Informe de Mercado publicado por la inmobiliaria Engel & Völkers Mallorca 2022/23 así lo certifica ofreciendo una visión detallada de la evolución del sector en la isla y destacando las tendencias más actuales.

El análisis de la oferta inmobiliaria en las diferentes regiones y de la dinámica del sector se ha basado en los datos obtenidos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2022 de 591 agencias inmobiliarias por Casafari LLC, empresa independiente dedicada a estudios de mercado.

Engel & Völkers ha examinado la oferta global del mercado inmobiliario de la isla en el segmento premium tomando como referencia 34.120 inmuebles (precio de salida de apartamentos a partir de 300.000 euros y de casas a partir 700.000 euros), que, en su mayoría, se encuentran en Palma (28 %), Mallorca suroeste (19 %) y Mallorca centro (15 %).

En 2022 se confirmó la tendencia en casi todas las regiones de la isla: la demanda de inmuebles aumenta mientras la oferta inmobiliaria disminuye. Y es que por ejemplo en Engel & Völkers Mallorca se vendieron o retiraron del mercado más inmuebles (56%) de los que se incorporaron a él (44 %).

En este mismo informe se certifica que "si bien la alta demanda de propiedades representa una de las razones de la subida de precios en Baleares, también influye la escasez de la oferta, producto de complejas circunstancias, entre las que se apunta claramente a la falta de suelo edificable.

En Mallorca, "la limitada cantidad de inmuebles y el interés de los compradores extranjeros han contribuido a que los precios experimenten un ascenso mayor que en otras zonas de España. Sin embargo, no se trata de este reto exclusiva de Mallorca, pues cabe comparar la evolución de precios en la isla desde 2015 con Madrid (+58%) y Cataluña (+53%).

Por otro lado "la inmobiliaria apunta a que los precios en el segmento de obra nueva han subido visiblemente más en Baleares que en cualquier otra región de España: un 71% desde 2015, frente a un 65% en Madrid y a un 58% a nivel nacional.

Esta diferencia se debería a que en el archipiélago apenas hay nuevos inmuebles, problema que parece no tener solución a largo plazo, a menos que empiecen a construirse suficientes viviendas. En cualquier caso, "es poco probable que esto ocurra en Mallorca, por lo que, si
la demanda se mantiene, los precios en este segmento seguirán al alza" concluye el informe.

Mallorca, cerca de ser el primer destino europeo para la compra de segundas residencias