sábado. 25.05.2024

Baleares ha pasado de ser la tercera provincia de España con el precio más alto de la vivienda a la más cara de todas en cuestión de una década, según un informe sobre la evolución de los precios en relación con los salarios entre 2014 y 2024 realizado por el portal pisos.com.

Si hace una década solo había tres comunidades autónomas donde el precio del metro cuadrado superaba los 2.000 euros: País Vasco (2.879 €/m²), Baleares (2.172 €/m²) y Madrid (2.143 €/m²); en la actualidad el coste se ha duplicado alcanzando los 4.268 €/m² en Baleares, los 4.020 €/m² en Madrid y los 3.119 €/m² en el País Vasco.

Si la medición es por provincias, a la cabeza en 2014 se situaban Guipúzcoa (3.068 €/m²), Vizcaya (2.732 €/m²), Baleares (2.172 €/m²), Madrid (2.143 €/m²) y Barcelona (2.052 €/m²); mientras que en marzo de 2024 son Baleares (4.268 €/m²), Madrid (4.020 €/m²), Guipúzcoa (3.661 €/m²), Barcelona (3.114 €/m²) y Málaga (3.054 €/m²).

El estudio destaca que, al aumento generalizado del precio de la vivienda se suma la pérdida de poder adquisitivo y capacidad de ahorro ante la congelación de los salarios. De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria (2022), el salario medio anual en España se sitúa en los 22.781 euros, un 23,68 % más que hace una década (18.420 €), una subida 11 puntos inferior a la del precio de la vivienda.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, señala que esta tendencia "ha mermado mucho a un segmento concreto de la población española, que se ha visto completamente expulsado del mercado de la compraventa para llegar a un mercado del alquiler con un nivel de precios elevado que reduce, todavía más, su poder adquisitivo".

Señala esa disparidad como "uno de los grandes retos que el sector inmobiliario tiene encima de la mesa". Advierte de que "las administraciones públicas, junto con el sector, deberán superarlo para incluir en el mercado a las diferentes generaciones y capacidades económicas”.

Baleares ha pasado en una década de ser la tercera a la provincia con la vivienda más cara