jueves. 25.07.2024

Endesa ha realizado un simulacro de emergencia de incendio y de incidente medioambiental, con derrame de líquido aislante, a la subestación de Manacor, dentro de los planes de prevención y seguridad que la Compañía lleva a cabo en todas las instalaciones de las Baleares para poner a prueba los protocolos a seguir ante una situación de emergencia.

El objetivo del simulacro efectuado en la Subestación de Manacor, es valorar la capacidad de reacción de la organización ante una emergencia por incendio y una emergencia ambiental con derrame de líquido aislante.
 

La realización del simulacro además de constituir un entrenamiento del procedimiento ante emergencias, pone a prueba la gestión del Centro de Control, el equipo de refuerzo, el Plan Operativo de Emergencias, el sistema de comunicación, la empresa contratista y el procedimiento de gestión de emergencias ambientales.

Así mismo, en este caso, es un ejercicio práctico de coordinación con los servicios de emergencia del 112 y los Bomberos de Mallorca, tal como se prevé en el Procedimiento firmado con este servicio.

En la subestación de Manacor, se ha recreado un escenario en el cual una avería en un transformador provoca un incendio y un escape de líquido aislante, hecho que genera la activación de las alarmas. Automáticamente, se movilizan los técnicos de intervención, que comprueban que la alarma es real y se activan todos los mecanismos de actuación.
 

Una vez activado el Plan de emergencia el Jefe de intervención e informa de la situación en el Jefe de Emergencia y se desplazan a la subestación. Junto con la llegada del Equipo de Primera Intervención a la subestación, confirman que hay un incendio en un Transformador con escape de líquido aislante, e informan el Centro de Control.
 

Después de comprobar en campo que la magnitud del incendio no permite extinguirlo por medios propios, se avisa al 112 y a los Bomberos de Mallorca, que se desplazan a la subestación. Con la llegada de los bomberos a la subestación, que son recibidos por el Jefe de Intervención en el punto de encuentro e informados de la emergencia, se constata la situación del Transformador en llamas, que no hay tensión en el Transformador, y de las zonas próximas en las cuales sí que existe tensión.
 

A continuación los bomberos enfrían con el transformador siniestrado. Una vez extinguido el incendio, se pone en marcha el Plan de Contingencia Medioambiental para controlar el derrame de líquido aislante con material absorbente y hacer toda la recogida del material derramado.
 

Posteriormente se hará un seguimiento medioambiental según los procedimientos establecidos.
 

Los simulacros son ejercicios preventivos, que imitan una situación real, para la seguridad laboral y para preparar los trabajadores para afrontar situaciones adversas. El objetivo de estos entrenamientos es recordar los protocolos de actuación a realizar en caso de incidentes complejos y estar preparados para actuar de manera segura y efectiva en caso de producirse, minimizando también el tiempo de respuesta y normalización del servicio eléctrico en caso de que se viera afectado.

La realización de un simulacro, además de constituir un entrenamiento de los procedimientos de emergencia, pone a prueba la gestión del personal que está de guardia, del centro de control de la Compañía, y los sistemas de comunicación internos y externos.
 

Este tipo de situaciones se realizan de manera periódica e itinerando a las diferentes subestaciones de Endesa de manera proactiva para comprobar que la organización, metodología y medios disponibles son los adecuados para mitigar los efectos de una situación de emergencia y a la vez velar porque se cumplen las normativas.
 

Se tiene que mencionar que este simulacro se enmarca dentro del “Procedimiento de Coordinación entre EDRD en Baleares y los Bomberos de Mallorca”, donde se prevé la realización de como mínimo un simulacro y/o actividad formativa anual de manera conjunta, con el objetivo de conocer las principales instalaciones, además de trabajar los aspectos de coordinación y poner a prueba el propio procedimiento.

Endesa realiza un simulacro de emergencia a la subestación de Manacor