domingo. 14.07.2024

Naturgy y Endesa han defendido este jueves elevar el límite de inversión en las redes eléctricas, que deben reforzarse para que toda la energía renovable que se planea instalar llegue a los consumidores y para eso afirman que serán necesarias mayores inversiones.

Las compañías eléctricas han venido demandado la eliminación del límite máximo del 0,13% del PIB anual para poder anticipar sus inversiones y el Gobierno, en junio de 2020, en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, ajustó excepcionalmente los porcentajes que se podían dedicar a redes de transporte y distribución en el trienio 2020-2022.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha explicado en la apertura del VIII Foro de Energía del diario El Economista que, con la proliferación de nuevas plantas de generación renovables, las redes de distribución y transporte deben reforzarse y eso sólo se puede conseguir con mayor inversión, por lo que hay que adecuar la regulación actual para poder invertir "más y más rápido".

También el consejero delegado de Endesa, José Bogas, considera que la "gran olvidada" es la distribución, que lleva la electricidad a los puntos en que se consume, y ha afirmado que hay un sistema regulatorio pensado para otros momentos en los que "se controlaba muchísimo lo que se hacía y se desincentivaba la inversión en infraestructuras".

Para Bogas, hay que cambiarlo y subir los límites de inversión en redes porque si no, no se lograrán los objetivos de electrificación y descarbonización.

Por otro lado, Reynés ha pedido una mayor ambición para los gases renovables en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec) y ha explicado que una parte importante del actual 'mix' gasista se puede cubrir con gases renovables, alrededor de un 40% del gas que se usa hoy.

También ha destacado las rebajas de precios por parte de compañías de energía como Naturgy, que dice que responden a que estas empresas están sensibilizadas con la realidad de una sociedad afectada por la inflación y la crisis.

El consejero delegado de Endesa, que ha indicado que del Pniec lo que menos le satisface es la electrificación, ha señalado que para cumplir los objetivos de renovables a 2030 del plan habría que instalar una media de 10.000 megavatios (MW) al año hasta entonces, cuando en 2022 esa cifra se quedó en 6.000 MW.

Además, ha recordado que hay que hacerlo en un momento en que se han elevado los costes financieros, hay escasez de materiales y recursos humanos, así como un rechazo social a la instalación de renovables, a lo que se suma la falta de agilidad en la concesión de los permisos y conexiones.

No obstante, considera que el Pniec es un plan muy ambicioso y "es muy positivo apoyarlo".

El consejero delegado de Iberdrola considera que para que España cumpla sus objetivos hay que generar incentivos, que no siempre son económicos, como agilizar la concesión de permisos.

También el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, cree que el Gobierno debe considerar agilizar los permisos para, por ejemplo, instalación de cargadores eléctricos, pues hay alternativas, como los sistemas de declaración responsable.

Wetselaar se ha mostrado a favor de actualizar el marco regulatorio en España, pues el que hay ahora es "un poco antiguo" y para energías nuevas, como el hidrógeno verde, no hay.

Por su parte, la consejera delegada de EDP España, Ana Paula Marques, ha manifestado que el nuevo marco regulatorio tiene que ser reforzado para garantizar unos niveles de remuneración adecuados a las compañías que hacen las inversiones en redes.

Naturgy y Endesa piden elevar los límites de inversión en las redes eléctricas