miércoles. 12.06.2024

El conseller de Empresa, Empleo y Energía, Alejandro Sáenz de San Pedro, ha comparecido en el Parlament  para explicar los presupuestos de la Conselleria para el año 2024. Unas cuentas que aumentan un 47 por ciento respecto al ejercicio anterior, hasta los 205.040.526 euros ―65.887.224 más que el ejercicio anterior―, y con un impulso histórico a la transición energética en las Illes Balears.

«Aumentamos presupuesto en prácticamente todas las áreas pero, sobre todo, impulsamos la Dirección General de Economía Circular, Transición Energética y Cambio Climático con un presupuesto histórico de más de 150 millones de euros, lo cual evidencia nuestro firme compromiso con la lucha contra el cambio climático y los objetivos de descarbonización», ha destacado el conseller.

Asimismo, ha explicado que los presupuestos de la Conselleria son la plataforma de impulso para la formación ocupacional, el apoyo a las empresas en todas sus fases para su crecimiento e internalización y el reforzamiento de las políticas industriales.

Por otro lado, el conseller ha aprovechado su intervención para anunciar una partida de 400.000 euros para la puesta en marcha de oficinas de cargas de trabajo en las que patronales y sindicatos den cumplimiento a lo acordado en el convenio de hostelería.

Por capítulos, la Conselleria dispondrá para 2024:

-Secretaría General: 9.600.229 euros.

-Economía Circular, Transición Energética y Cambio Climático: 150.628.637 euros.

-Trabajo y Salud Laboral: 16.408.253 euros.

-Empresa, Autónomos y Comercio: 14.308.547 euros.

-Industria y Polígonos Industriales: 14.094.861 euros.

En cuanto a los organismos autónomos contarán con:

-Servicio de Empleo de las Illes Balears (SOIB): 125.136.938 euros.

-Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral (IBASSAL): 5.024.365 euros.

Por su parte, las empresas públicas dispondrán del siguiente presupuesto:

-El Instituto Balear de Energía (IBE): 36.166.608 euros.

-El Instituto de Innovación Empresarial de las Illes Balears (IDI): 7.522.230 euros

Más de 150 millones de euros para el mayor impulso a la transición energética

La Dirección General de Economía Circular, Transición Energética y Cambio Climático gestionará la mayor partida destinada a este capítulo en la historia de las Illes Balears: 150.628.637 euros, frente a los 81.332.521 de 2023, más de 69 millones de subida.

La explicación se encuentra en la partida para el «Plan de Inversiones para la Transición Energética de las Illes Balears», (PITEIB) al cual se destinan 90 millones de euros, frente a los 16 millones dedicados en el anterior ejercicio.

Cabe recordar que el PITEIB es un plan de aceleración de la transición energética en las Balears y parte de la necesidad de tener en cuenta el hecho insular en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización del territorio.

Asimismo, cabe subrayar la subida de la cuantía para la convocatoria del plan MOVES III hasta los 10.826.878 euros ―en el anterior ejercicio se destinaron 5,9 millones― o los 5.400.000 euros para la convocatoria de subvenciones Fotopar (ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas), que en 2023 recibieron 4 millones.

Por otro lado, la Dirección General asume la competencia de residuos, cuyo objetivo es mitigar los impactos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente derivados de la generación y gestión de éstos.

En este sentido, el departamento contará en 2024 con un presupuesto de 9.377.998 euros ―frente a 8.232.356 de 2023― destinados a convocatorias de subvenciones de financiación de instalaciones y equipamientos para la prevención, preparación para la reutilización y gestión de residuos o el tejido de alianzas entre los agentes involucrados en su gestión, además de campañas de comunicación.

En cualquier caso, lo más destacable es la distribución del canon de residuos, que sube en 1 millón. «La implantación de este canon va en línea con la obligación de un componente de incentivo de la prevención de generación de residuos que expresa la ley estatal de 2022», ha explicado el conseller.

Presupuestos desarrollistas en el IBE

El Instituto Balear de la Energía (IBE) recibe una partida de 36.166.608 euros para «desarrollar el ejercicio en un contexto en el que la transición energética es fundamental, tanto por la crisis climática como por el encarecimiento de los precios de la energía», tal y como ha destacado el conseller.

Los principales objetivos que se persiguen son la ejecución del Plan de Autoconsumo de la CAIB ―con el desarrollo de hasta 25 instalaciones―, la redacción de proyectos de ejecución de instalaciones fotovoltaicas flotantes en 7 balsas de riego, la ejecución de hasta 35 instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo compartido, la ejecución de un proyecto demostrativo de agrovoltaica en una parcela de Santa Eugènia, la puesta en marcha de las primeras comunidades energéticas locales (polígono de Sant Lluís, polígono de Marratxí, Galatzó…) y la sustitución de luminarias convencionales por leds en edificios de la CAIB.

También se centra en la mejora de la red de carga de coche eléctrico MELIB, cuyo presupuesto pasa de 120.000 euros a 467.449 euros.

Diálogo social y planes de conciliación e igualdad

Por lo que respecta a la Dirección General de Trabajo y Salud Pública, el presupuesto de 2024 asciende a los 16,4 millones de euros, 6 millones más que el presupuesto anterior.

De ellos, el conseller ha remarcado la partida de 385.000 euros que no existía hasta ahora para conciliación e igualdad, que va destinada a empresas de menos de 50 trabajadores y que por lo tanto no están obligadas a implantar su plan de Igualdad. «Queremos que todas las empresas cuenten con ello y por ello lanzamos esta partida de nueva creación», ha destacado Sáenz de San Pedro.

Por otro lado, la Dirección General contará con 11 millones de conferencia sectorial tras la reasignación de partidas. El conseller ha recordado que en presupuestos anteriores se destinaban tan sólo 5 millones a este propósito y a lo largo del año se tenían que solicitar modificaciones de crédito al SOIB para seguir trabajando. «Por ello dotamos esta línea con 11 millones para adecuarla a la realidad. El objetivo es dar ayuda para la contratación de discapacitados en empresas».

Otro de los ejes a destacar en trabajo es la apuesta decidida por el TAMIB ampliando su presupuesto de los 1.430.000 euros hasta los 1.780.000 euros.

Por último, y como medida de fomento del diálogo social en el convenio de hostelería y cumplimiento del acuerdo tripartito, la Conselleria destina una partida de 335.000 euros, cuando la anterior se había quedado en 143.000 euros.

Un total de 400.000 euros para oficinas de medición de las cargas de trabajo

Sáenz de San Pedro ha aprovechado su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos para anunciar una partida de 400.000 euros dentro del presupuesto del Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral (IBASSAL), destinados a la puesta en marcha de oficinas de medición de las cargas de trabajo en el sector de hostelería.

«Hemos replanteado la estrategia reasignando los 400.000 euros del refuerzo de las inspecciones de trabajo en los meses de julio y agosto a la creación de oficinas de medición de las cargas de trabajo», ha señalado el conseller en alusión al Convenio de Hostelería que obliga a las empresas del sector a realizar una medición de cargas de trabajo.

«Vamos a destinar una línea de subvención de 400.000 euros para sindicatos y patronales ―federaciones hoteleras, UGT y CCOO― para que sean ellos los que den cumplimiento al acuerdo que firmaron en el convenio de hostelería de reducir, medir y controlar las cargas de sus trabajadores, empezando por las camareras de pisos».

En cualquier caso, Sáenz de San Pedro ha anunciado «un cambio de paradigma» en las inspecciones. «El anterior Govern se centraba en las sanciones a empresas, nosotros queremos prevenir», ha apuntado subrayando su apuesta presupuestaria por las inspecciones de prevención laboral para atajar la siniestralidad. «En las Illes Balears registramos 358,2 accidentes de trabajo de media por cada 100.000 trabajadores. Es la tasa más alta del país y vamos a reducirla incidiendo en estas inspecciones».

No obstante, el conseller ha recordado que la labor inspectora en el ámbito de la contratación fraudulenta y el control de horarios se va a mantener «como hasta ahora: a lo largo de todo el año».

Más allá de ello, Sáenz de San Pedro ha precisado que el IBASSAL dispondrá en 2024 de 5 millones de euros, de los que 250.000 están comprometidos de 2023 para fomentar la prevención y la seguridad laboral. Para 2024 la partida sube hasta los 700.000 euros.

Asimismo, el IBASSAL contará con 100.000 euros destinados a actuaciones preventivas de salud mental vinculadas al Plan de Empresa Saludable que está impulsando el departamento junto con la Dirección General de Salud Pública y la Dirección General de Salud Mental.

SOIB: 125 MILLONES DE EUROS PARA EMPLEO Y FORMACIÓN

En cuanto al Servicio de Empleo de las Illes Balears (SOIB) el presupuesto de todo el 2024 se sitúa en los 125.136.964 millones de euros, que irán destinados a la formación y cualificación de los trabajadores.

Empresa, autónomos y comercio

Por su parte, la Dirección General de Empresa, Autónomos y Comercio contará en 2024 con un presupuesto de 14.308.547 euros, que responde a la mejora de la competitividad de las empresas y autónomos y la dinamización el comercio fortaleciéndolo para los cambios sociales de los próximos años.

Así pues, se sube la partida para promoción empresarial de 522.000 euros a 1.100.000, y el capítulo de internalización pasa de los 600.000 euros del último ejercicio al millón de euros actual.

«El objeto es favorecer que el comercio local pueda acceder a mercados internacionales para favorecer su expansión y crecimiento».

Por otro lado, destaca la financiación de las cámaras de comercio, que asciende de los 700.000 euros al millón con la misión de que desarrollen sus cometidos público-administrativos de acuerdo con la ley. Además, se aumenta su presupuesto para que pueda llevar a cabo acciones de fomento y mejora de la competitividad del pequeño comercio.

Otra de las medidas que ve crecer su presupuesto este año es la de los bonos comerciales, que pasan de 1.100.000 euros a 1.500.000 euros. «Desde esta conselleria vamos a seguir incentivando la compra en el pequeño comercio, así como su modernización y digitalización», ha señalado Sáenz de San Pedro.

Más de 14 millones para políticas industriales

A la Dirección General de Industria y Polígonos Industriales se le asigna una subida de presupuesto hasta los 14,1 millones de euros, con el objetivo de «mejorar la competitividad de la actividad empresarial y el apoyo a los emprendedores, dar apoyo a la creación y la consolidación de los proyectos empresariales de las Illes Balears y fomentar la implantación de proyectos industriales de nueva creación o crecimiento y consolidación de los ya existentes», en palabras del conseller.

Así pues, aumentan las ayudas del Plan de Reconversión Industrial en 400.000 euros, llegando a los 3.400.000 euros frente a los tres millones anteriores. Asimismo, crecen las ayudas a la modernización productiva hasta los 3.880.000 millones de euros, como clara apuesta por el tejido industrial de las islas, «que necesita el apoyo de la Administración», en palabras del conseller.

«Este apoyo también se traduce en la designación de una partida de 30.000 euros para el desarrollo del cuerpo normativo de suelo industrial de cara a la Ley de Polígonos», ha destacado Sáenz de San Pedro. «Una ley destinada a marcar las reglas del juego e impulso de los polígonos industriales».

Destacar también los 288.000 euros destinados a ayudas a planes de digitalización, que toman como base consultorías de competitividad industrial en materia de digitalización, internalización y sostenibilidad.

En cuanto a la sección dedicada a las canteras, se refuerza el departamento duplicando el presupuesto para contratar a profesionales del sector ante las dificultades existentes para encontrar trabajadores. Además, se buscarán otras vías de contratación para dicho refuerzo a través de organismos autorizados.

IDI: 7,5 millones de euros para la Agencia de Desarrollo Regional

Por último, el Instituto de Innovación Empresarial de las Illes Balears (IDI) gestionará un presupuesto de 7.522.230 euros para continuar impulsando la actividad económica y empresarial en las islas con criterios de competitividad, sostenibilidad, reequilibrio territorial y sectorial, facilitando a los trabajadores, emprendedores y empresas la información, formación y asesoramiento, además de los medios, para su implantación, desarrollo y crecimiento.

«Uno de nuestros objetivos es el rebranding del IDI en ADR (Agencia de Desarrollo Regional) para responder a la realidad de nuestras islas», ha indicado el conseller. «Se impulsarán proyectos de base industrial y se garantizará la presencia en todas las islas, es decir, se reforzará en Menorca y se desarrollará en Ibiza».

El Govern anuncia un impulso 'histórico' en la transición energética con una inversión...