jueves. 18.04.2024

La campaña de la renta 2023 que se inicia este 3 de abril en las Illes Balears es la que tendrá más deducciones, más contribuyentes que se pueden beneficiar porque cumplen los niveles de renta exigidos y más impacto fiscal. En total, habrá 23 deducciones autonómicas para aplicarse en la declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), 8 de ellas —el 35%— mejoradas o de nueva creación.

Con el aumento en muchos de los casos de los niveles de renta exigidos, hay un 81% de los declarantes que podrían beneficiarse. Además, el ahorro estimado es de 36 millones de euros, un 85% más que en el ejercicio anterior, en que fue de 19,5 millones.

Así lo han detallado este miércoles en una rueda de prensa el conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Antoni Costa, y el administrador tributario de la Agencia Tributaria de las Illes Balears, Alberto Roibal. Costa ha recordado que las deducciones autonómicas no se incluyen automáticamente en el borrador y ha pedido a los contribuyentes de las Islas "que revisen su declaración y comprueben si pueden aplicarse alguna de las deducciones autonómicas antes de dar su conformidad".

Deducciones

En materia de vivienda, los contribuyentes de las Illes Balears se pueden beneficiar de cinco deducciones fiscales. Se ha mejorado la deducción por arrendamiento de vivienda, lo cual ayuda al pago del alquiler; se ha pasado de un máximo de 440 € a 530 € (el 15% del gasto), y se han ampliado los destinatarios, puesto que se incluyen los mayores de 65 años sin actividad laboral. Además, también se ha mejorado la deducción del mismo objeto con el 20% del gasto con un máximo de 650 €, para los menores de 30 años, personas con una discapacidad mayor del 33%, familias numerosas y monoparentales (en estos dos últimos casos, el límite de renta se ha ampliado un 20%). También se ha mejorado la deducción para compensar la subida de los intereses a las hipotecas variables, puesto que pasa a ser de 400 € frente a los 250 € del ejercicio anterior.

En este ámbito, se mantienen otras tres deducciones: la deducción por la mejora de la sostenibilidad de la vivienda, con una desgravación del 50% del gasto y con un límite de 10.000 euros; la deducción por arrendamientos de bienes destinados a la vivienda, con el objetivo de ayudar al propietario y llegando al 75% del gasto en primas de seguro por impagos, con el límite de 440 € de la cuota autonómica; y la deducción por arrendamientos derivados del traslado temporal por motivos laborales, con el 15% del gasto y también con un máximo de 440 €.

En materia de educación, hay tres posibles deducciones. Se mejoran la deducción para cursar estudios de educación superior fuera de la isla de residencia, que pasa de 1.760 € a 1.880 € por hijo que dependa económicamente de los padres (el 50% de la cuota íntegra autonómica), y se suprime la exigencia que no exista la oferta educativa en Mallorca; y la deducción para adquirir libros de texto con el 100% del coste y ahora hasta 250 € de cuota por cada hijo. En este sentido, se llega a los 350 € de forma específica para menores de 30 años, personas con una discapacidad mayor del 33%, familias numerosas y monoparentales (en estos dos últimos casos, el límite de renta se ha ampliado un 20%). La desgravación por el aprendizaje extraescolar de idiomas extranjeros se mantiene, con un 15% del gasto y el límite de 110 € por hijo.

Por otro lado, hay cuatro deducciones que se refieren a situaciones personales del contribuyente. Dos de ellas son de nueva creación: la deducción por nacimiento y la deducción por adopción, con los mismos importes de la cuota autonómica (800 € por el primer hijo, 1.000 € por el segundo, 1.200 € por el tercero y 1.400 € por el cuarto y siguientes), y con la ampliación del 20% del límite de renta para las familias numerosas y monoparentales. En el caso de la deducción por nacimiento, y una vez desarrollado el reglamento pertinente, se podrá pedir el pago anticipado con carácter retroactivo a 1 de enero de 2024, y no se tendrá que esperar a hacer la declaración de la renta el año que viene —para la actual campaña de la renta esta medida no tiene efectos.

También se mejora la deducción por acogida a menores de 6 años por motivos de conciliación, que se amplía hasta el 50% de los gastos y un límite de 900 € para los menores de 30 años, personas con una discapacidad mayor del 33%, familias numerosas y monoparentales (en estos dos últimos casos, el límite de renta se ha ampliado un 20%). Asimismo, se mantiene la deducción para declarantes con discapacidad física, sensorial o psíquica.

En el caso del mínimo personal y familiar, se ha incrementado un 10% para los casos siguientes: los contribuyentes mayores de 75 años, por el segundo hijo y siguientes (hasta ahora, solo era a partir del tercer hijo) y por ascendientes a cargo del contribuyente.

Y, finalmente, las ocho deducciones fiscales restantes se mantienen. Una de ellas se refiere a las inversiones en acciones o participaciones sociales de nuevas entidades, y las otras sed se engloban en el bloque “Donativos y ayudas”, e incluyen las subvenciones para zonas catastróficas, para paliar el impacto de la inflación durante el 2023, donaciones a entidades para I+D, para el fomento de la lengua catalana, a entidades del tercer sector, y donaciones o cesión de uso relativo al mecenazgo cultural, científico y/o deportivo.

Renta Ágil

Hay que recordar la ATIB mantiene el servicio Renta Ágil para ayudar a hacer la declaración del IRPF de manera complementaria al servicio que ofrece la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en sus oficinas.

Desde el 28 de mayo hasta el 28 de junio se podrá pedir cita previa para hacer la declaración de manera presencial entre el 3 de junio y el 1 de julio.

Estas son las deducciones con las que cuentan los contribuyentes de Baleares para la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad