jueves. 29.09.2022

 

Baleares presentó en julio el mayor grado de ocupación por plazas, el 89,2%, entre las comunidades autónomas, y se situó como el destino preferido por los viajeros no residentes, acaparando el 35,9% del total de las pernoctaciones.

 

En julio, el número de pernoctaciones en las islas superó los 10 millones, un 3% más que en el mismo mes de 2014, según la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Del total de pernoctaciones, el 93% (9,3 millones) correspondieron a residentes en el extranjero.

 

Las Islas Baleares recibieron en julio 1,56 millones de viajeros, de los cuales el 89% (1,39 millones) son viajeros extranjeros.

 

La estancia media en julio se situó en los 6,45 días.

 

Mallorca registró el pasado mes el mayor número de pernoctaciones por zonas turísticas, con más de 7,4 millones.

 

Entre los puntos turísticos, Llucmajor alcanzó el mayor grado de ocupación por plazas (95,4%) y en fin de semana (94,7%).

 

Además, los precios hoteleros en el archipiélago aumentaron un 4,7% en relación a julio del año pasado.

 

La tarifa media diaria (ADR) también se incrementó un 13,5% respecto a julio de 2014, hasta los 101,2 euros; mientras los ingresos por habitación disponible aumentaron un 15%, hasta los 89 euros.

 

En el conjunto de España, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros ascendieron a 39,8 millones en julio, un 5,9% más que en el mismo mes del año anterior, manteniéndose la evolución de crecimiento iniciada en agosto del 2014.

 

Las pernoctaciones en hoteles por los viajeros residentes en España aumentaron un 7%, hasta 13,8 millones; mientras que las de los no residentes subieron un 5,3%, con un total de 26 millones.

 

Sin embargo, la estancia media descendió un 1,2% respecto a julio del 2014, situándose en 3,8 noches por viajero.

 

En el acumulado anual, las pernoctaciones han aumentado un 3,9% con respecto al mismo periodo del año pasado.

 

El índice de ocupación llegó hasta el 69,1% de las plazas ofertadas, con un crecimiento anual del 5,3% y un aumento del 3,9% durante los fines de semana, que llega hasta el 72%.

 

Los destinos que han concitado más interés para los viajeros residentes han sido Andalucía (24,8%); Comunidad Valenciana (15,2%); Cataluña (14,7%); Canarias (7,1%); Galicia (6,1%); la Comunidad de Madrid (5,8%); Baleares (5,5%) y Castilla y León (4%).

 

En cuanto a los no residentes, su lugar preferido ha sido Baleares, con un 35,9%; seguido de Cataluña (21,3%); Canarias (19,2%), Andalucía (10,6%); Comunidad Valenciana (4,7%), Comunidad de Madrid (3,9%) y País Vasco (1,1%).

 

Por zonas turísticas, es la isla de Lanzarote la que presenta la mayor ocupación por plazas, el 90,6%; mientras que Mallorca registra el mayor número de pernoctaciones, 7,4 millones.

 

Los viajeros procedentes del Reino Unido y Alemania concentran el 27% y el 21,9%, respectivamente, del total de las pernoctaciones de los no residentes, y a continuación se encuentran los que provienen de Francia, Bélgica y Países Bajos.

 

En cuanto a los precios, los hoteles facturaron una media por habitación ocupada de 87,8 euros, lo que supone un incremento del 8% con respecto a julio del año anterior.

 

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se sitúa en el 5,3% en julio, lo que supone 0,5 puntos medios que la del pasado mes de junio.

 

Los precios han subido en todas las categorías, 7,1% para los establecimientos de tres estrellas, un 4,1% para los de cuatro y un 6,3% para los de cinco.

 

Por categorías, la facturación media es de 197,2 euros para los hoteles de cinco estrellas; de 94 euros para los de cuatro y de 76,2 euros para los de tres estrellas.

 

Baleares, de bote en bote este verano
Comentarios