domingo. 19.05.2024

El vicepresidente del Govern de les Illes Balears, Antoni Costa, ha anunciado este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, que el Ejecutivo constituirá una mesa con el sector turístico, agentes sociales, entidades de la sociedad civil y formaciones políticas, como un espacio de diálogo para afrontar de manera conjunta el gran reto de la gestión turística.

El objetivo es garantizar la convivencia entre la actividad turística y los residentes, para asegurar el bienestar de los ciudadanos de las Illes Balears. La voluntad del Ejecutivo es que con esta mesa se pueda llegar a un gran pacto social y político por la sostenibilidad económica, social y ambiental de las Illes Balears.

“El Govern no es ajeno a la realidad que están percibiendo los ciudadanos con situaciones recurrentes de congestión y que está generando malestar entre los residentes. Somos conscientes que a corto, medio y largo plazo se tendrán que tomar medidas y decisiones valientes”, ha explicado el vicepresidente del Govern.

Además de la constitución de la mesa, Costa también ha anunciado que, a través de la Dirección General de Economía y Estadística, se está trabajando en la elaboración de un extenso estudio de opinión, una macroencuesta, para conocer de primera mano, al final de la temporada turística, la opinión de los ciudadanos de las Illes Balears sobre el turismo, desde múltiples vertientes.

Además, el Govern empezará a trabajar en la redacción de un dictamen sobre gestión turística sostenible económica, social y medioambiental de los territorios insulares de la Unión Europea, para llevarlo al Comité Europeo de las Regiones, y conseguir así que se eleven los debates y decisiones que se aborden en las Illes Balears a nivel europeo.

La congestión turística no es una cuestión nueva ni que haya surgido de repente este año, ni mucho menos sólo en las Illes Balears, pero este Govern no se pondrá de perfil”, ha expresado Costa. “Tiene que haber límites, y ahora es la hora de tomar decisiones valientes. Y lo queremos hacer de la mano de toda la sociedad, sector turístico y sociedad civil”, ha añadido.

Así mismo, el vicepresidente del Govern ha recordado que, en los últimos meses, el Ejecutivo, de una forma transversal y desde las diferentes Consellerias, ha trabajado para preparar esta temporada turística: la lucha contra la oferta turística ilegal mediante la posibilidad de precintar pisos, el cruce de datos entre administraciones o el refuerzo de los cuerpos de inspección por parte de los consells insulars; el refuerzo del transporte público con nuevas líneas y frecuencias de transporte interurbano; la aceleración de inversiones en infraestructuras del ciclo del agua; un decreto de la Conselleria  de Salud para permitir que se deriven pacientes extranjeros a la sanidad privada y evitar así la presión asistencial a las urgencias de la sanidad pública; este verano, con el proyecto piloto para medir, con sensores, la carga de determinadas zonas turísticas; y este viernes, con el decreto ley de turismo responsable, para hacer más efectiva la lucha contra el turismo de borrachera.

El Govern formará una mesa de diálogo para unir esfuerzos en la gestión turística