domingo. 14.07.2024

Baleares fue en 2022 la región española con menor gasto en ropa, con 215,38 euros por habitante, lo que representa casi un 28% menos que la media estatal, situada en 298,80 euros.
 

Las ventas de ropa, calzado y complementos en España ascendieron el año pasado a 10.658 millones de euros, un 19,7% más que el año anterior pero aún casi 8.000 millones por debajo de las cifras de prepandemia (un 41% menos), según el informe presentado este miércoles por la patronal del sector textil, Acotex.
 

Se vende más ropa que en 2021, pero mucha menos que el año previo a la pandemia del coronavirus. De hecho, en 2019, las ventas de ropa sumaron 18.078 millones, una cifra y unos niveles de ventas que, según Acotex, "en algún momento se recuperarán, pero no se sabe cuándo".
 

El presidente de la patronal, Eduardo Zamácola, ha comentado en este sentido que "queda bastante" para recuperar las cifras de 2019, si bien se ha mostrado confiado en que antes de las ventas se recupere la rentabilidad en las empresas del sector.

El año pasado, el gasto medio por persona en ropa y complementos fue de 298,80 euros, un 16,35% más que en 2021; en tanto que las familias gastaron una media de 879 euros, un 11,8% más (en 2019, 1.256 euros).
 

Por formatos comerciales, las cadenas se mantuvieron a la cabeza de la facturación global en 2022 con el 38,9 %, seguido por los hipermercados (27,6 %), los "outlets" (15,4 %) y los grandes almacenes (8,4 %), en tanto que las tiendas multimarcas perdieron "ligeramente" cuota de mercado (9,7 %).
 

En canal electrónico representó el 16,2% del comercio textil en 2022, por encima ligeramente del dato del año anterior, mientras que el empleo repunto un 1%, con 165.423 trabajadores.



SEÑALES DE ALARMA PARA 2023

Los datos entre enero y mayo de este año arrojan un incremento en las ventas del 3,8% en comparación con el mismo periodo de 2022.
 

El dato aportado por Acotex vino lastrado por la caída del 5,7% en mayo, que ha supuesto la primera caída interanual del año y, según el presidente de la patronal, Eduardo Zamácola, "se trata de la primera señal de alarma".
 

Para Zamácola, detrás de ese retroceso de las ventas en mayo figuran la meteorología (calor inusual y tormentas), la subida de los tipos de interés y, por lo tanto, de las hipotecas; la retirada de las ayudas a los combustibles de automoción y la elevada inflación.
 

"Se observa que el consumidor vuelve a mostrar reticencias a la hora de compra ropa", ha afirmado el presidente de Acotex, quien ha advertido de un "cierto recelo e incertidumbre" en el sector para final de año "y con unas elecciones en julio".
 

En general, Zamácola ha insistido en que el sector está aún "muy lejos" de las cifras de prepandemia y ha precisado que no maneja unas previsiones positivas para el conjunto de este año.
 

No obstante, el directivo ha subrayado el repunte del turismo y su relación con la compra de artículos de moda, que en 2022 supuso el 65% de sus compras en las visitas a España.
 

RETROCESO EN PUNTOS DE VENTA

El sector de la moda experimentó un retroceso el año pasado en cuanto al número de tiendas abiertas, con 1,55 % menos que en 2021 (94 cierres), hasta los 43.978 puntos de venta.

El dato supone el tercer retroceso consecutivo interanual en puntos de venta abiertos al público, desde los 61.891 de 2019 (17.913 tiendas menos).

Zamácola ha opinado, no obstante, que muchas cadenas y marcas han reagrupado su oferta comercial para ofrecer sus productos en un menor número de tiendas pero más grandes en superficie útil.



MADRID, CATALUÑA Y ANDALUCÍA, LÍDERES

Madrid, Cataluña y Andalucía fueron, por este orden, las comunidades autónomas con mayor cuota de facturación, con el 17,4%, el 16,9% y el 15,32%, respectivamente.
 

En cuanto al gasto por habitante en textil, el País Vasco figura a la cabeza con un desembolso medio en 2022 de 399,62 euros, seguido por Madrid (363,68 euros) y Cantabria (354,74 euros), mientras que en el lado opuesto se situaron Baleares (215,38 euros) y Canarias (229,97 euros).
 

En la cesta de la compra, la hegemonía correspondió el año pasado a los productos de alimentación y bebidas no alcohólicas (19,6% de la facturación), seguido por el transporte (13,8 %), en tanto que la moda mantuvo su descenso interanual y supuso solo el 3,9%, lejos del 12% que tuvo en 2016

Baleares, el lugar con menor gasto en ropa: 215€ por habitante