domingo. 14.07.2024

Francisco Martorell Esteban, presidente de Asima, se muestra muy prudente con las previsiones de crecimiento económicio y crítico y reivindicativo ante los políticos para reivindicar soluciones para los polígonos de Can Valero y Son Castelló.

- Venimos de años complicados; primero la pandemia y después la inflación y la Guerra de Ucrania ¿En qué situación real ve a las empresas de los polígonos en estos momentos?

- En estos momentos las empresas están en una situación de incertidumbre. Tenemos el problema eterno del encarecimiento de los materiales, en las construcciones no pueden cumplir los presupuestos porque ha encarecido también el transporte, la mano de obra, electricidad… Los industriales que dependemos de la construcción tenemos el mismo problema, no encontramos técnicos profesionales para incrementar la plantilla y coger obras nuevas. Te quedas estancado y con la incertidumbre de qué pasará.

- Las previsiones económicas indican que 2023, va a ser un buen año en el plano económico con crecimientos de más del 3% ¿Coinciden estas previsiones con las de los empresarios?

- Sinceramente creo que no. Vamos a vivir el 2023 con incertidumbre y sobre todo que las previsiones que nos dan los políticos y los medios de comunicación no coinciden. Soy un poco más pesimista y reticente a pensar que no va a ser un año tan bueno como se dice.

- ¿Cuáles son los principales problemas pendientes de resolver en los polígonos industriales: aparcamiento, transportes, mantenimiento...?

El transporte público no se adapta a la realidad y a las necesidades de los trabajadores, de los empresarios y de los clientes que nos visitan.

Desde ASIMA llevamos años planteando poner un autobús exclusivo para los polígonos Son Castelló y Can Valero, cuya ruta sea conectar la Plaza de España con cada uno de estos polígonos y que tenga paradas lo más cerca posible a los puestos de trabajo.

Pedimos una mayor calidad y flexibilidad de horarios en el transporte público. Sería una manera de resolver el problema del aparcamiento.

Hemos propuesto numerosas veces que desde el parking público de Son Fuster, con capacidad para 900 vehículos, se podría poner un autobús lanzadera en el polígono son Castelló. De hecho, en abril de 2019 impulsamos una prueba piloto gratuita para los trabajadores del polígono para que diera una solución al problema de aparcamiento que sufren los trabajadores y visitantes de este polígono, y dio muy buen resultado.

Y en Can Valero también es necesario una línea directa que conecte Palma con las principales calles del polígono porque el que hay ahora hace un recorrido muy largo.

Somos núcleos de actividad tan importantes que es necesario un servicio de transporte público solo para los polígonos Son Castelló y Can Valero.

- ¿Cómo definiría la relación con la administración pública?

-Muy buena. Estamos siempre reivindicando y en algunas ocasiones llegamos a acuerdos, no todos los que quisiéramos. Vamos avanzando lentamente, pero siempre con la mano tendida a la colaboración público-privada. En algunas cosas se podría avanzar más. Lo único que pedimos es que no nos pongan palos en las ruedas.

"Lo único que pedimos a la administración es que no nos pongan palos en las ruedas"

-Vienen elecciones en unos meses. Como presidente de ASIMA, ¿Qué pediría a los partidos políticos que se presentan?

-A los representantes de los partidos que nos visitan pedimos que vengan con la “lección aprendida” porque creo que todos los políticos saben las reivindicaciones de ASIMA y no tienen que venir a preguntarnos, tienen que venir con la solución dada. Y sobre todo que lo que anuncien lo pongan en las mejoras de los programas electorales. Lo que siempre pedimos es que haya un interlocutor de la administración que entienda, sepa y viva el mundo de los polígonos.

-ASIMA afronta su asamblea general en el mes de marzo. ¿Tiene la intención de volver a presentarse a la presidencia?

-Aún me siento con capacidad, con ilusión y con ganas de continuar para como mínimo cuatro años más. Lo propuse a mis compañeros de junta y ellos por unanimidad me apoyaron. Ahora tengo el beneplácito de la Junta Directiva, pero me tiene que ratificar la Asamblea general para que presida ASIMA cuatro años más.

-Hablemos de sostenibilidad. ¿están apostando los empresarios de los polígonos por adoptar soluciones sostenibles?

-Llevamos años siendo sostenibles. Apostamos por las placas solares ya en la Escoleta ASIMA. Tenemos en marcha un proyecto fotovoltaico que recoge el catastro energético de las cubiertas de nuestros asociados.

Y en los polígonos Son Castelló y Can Valero nos encantaría hacer autoconsumo con placas solares en las cubiertas de las naves.  Uno de los problemas es la cubierta de uralita que para muchas empresas supone una gran inversión quitarlo.

Por otro lado, aportamos por el coche eléctrico y su uso. Desde el 2019 tenemos una de las electrolineras más grandes de Baleares en la entrada del polígono Son Castelló. Abanderada por Iberdrola tiene cinco cargadores super rápidos de 120 kW que permiten la carga de la batería en 30 minutos y con capacidad para diez automóviles de forma simultánea.

"En los polígonos Son Castelló y Can Valero nos encantaría hacer autoconsumo con placas solares en las cubiertas de las naves"

-Uno de los grandes interrogantes actuales es la llegada de los Fondos Next Generation. ¿Cree que los empresarios han podido acceder a ellos y que realmente serán el estímulo que se espera?

Los Fondos Next Generation ni están ni se les espera. En mi entorno no conozco a nadie que haya tenido fe en que se vaya a tener una ayuda económica por parte de estos fondos europeos. Aparte de que las pocas ayudas a las que se puede optar la tramitación administrativa son complicadas. Cuesta más la preparación de documentación que la ayuda que puedas obtener.

"Los Fondos Next Generation ni están ni se les espera"

Martorell Esteban: “La situación es de incertidumbre y la falta de profesionales es un...