domingo. 14.07.2024

El saldo de las hipotecas concedidas a las familias españolas y a las instituciones sin ánimo de lucro (ISFLSH) se situó en 499.876 millones de euros a finales de agosto, lo que supone el nivel más bajo de todo el año y un 3,5% menos que en el mismo mes de 2022.

Según los datos publicados este lunes por el Banco de España, esa cantidad también refleja un recorte del 0,34% respecto a la registrada el mes anterior.

Esta bajada muestra, además, que el mercado hipotecario español se sigue desinflando poco a poco, en parte por la sostenida subida del euríbor, el indicador que más se utiliza en España para fijar el precio de estos créditos.

Pese a ello, el euríbor registró en agosto su primer recorte en más de año y medio y se situó en el 4,073%, lo que no implica rebajas en la cuotas hipotecarias, puesto que en agosto de 2022 estaba mucho más bajo, en el 1,249%.

Esto significa que en el caso de una hipoteca variable media de 143.796 euros, con un plazo de amortización de 25 años y un interés de euríbor más el 1%, las cuotas pasarán de 627 euros a 846 euros, un incremento mensual de 220 euros y de 2.640 euros anuales.

Los créditos para consumo, por el contrario, dieron un salto interanual del 2,4% y alcanzaron un saldo de 97.152 millones, pero bajaron, un 0,2% frente a los 97.350 millones de finales de julio.

Los intereses que se cobran por esos préstamos, concedidos habitualmente para la adquisición de grandes bienes de consumo, cerraron el mes de julio, el último sobre el que hay datos, en el 8,05% de media, por encima del 7,86% del mes anterior y del 6,82% que marcaban un año antes.

Las hipotecas concedidas en agosto, en su nivel más bajo del año