domingo. 21.07.2024


Endesa ha realizado, dentro de la actividad permanente de supervisión de la red y de sus parámetros de seguridad y calidad, un estudio sobre las oscilaciones de cargas, tanto de los tendidos eléctricos de baja tensión (BT) como de mediana tensión (MT), donde se evidencia un fuerte incremento de la carga sobre las instalaciones de la compañía como consecuencia del aumento de la demanda que, en época de verano, se registra en las zonas turísticas de las Islas Baleares.
 

En este estudio se ha podido comprobar que las redes de baja tensión presentan diferencias de carga importantes, a determinados centros de distribución de las zonas costas, con un oscilación que va desde un incremento de 1,8 veces la carga de temporada baja en Sant Antoni de Portamany, hasta un incremento de 8,1 veces la carga de invierno que se produce a la temporada de verano a Se Pujols en Formentera.

En valores globales, en cuanto a la red de baja tensión, el estudio concluye que hay un incremento de una media de 3.33 veces la carga de temporada baja. En el estudio el dato que se consigna es el coeficiente multiplicador que se tiene que aplicar sobre la carga de invierno en relación con la carga que se produce en verano.


Las zonas que tienen de media un coeficiente multiplicador más relevante son: Alcúdia, con un coeficiente multiplicador de 5,17, Formentera, con un coeficiente multiplicador de 5, Colonia de Sant Jordi (Ses Salines) 4,4 o Fornells (Mercadal) 4,13.



En cuanto a las líneas de mediana tensión (LMT) de 15 kV también se producen diferencias importantes entre la demanda eléctrica de los meses de verano y de la temporada de invierno, las más significativas son:

• Línea Albufera en la zona del Puerto de Alcúdia, con un máximo de 6,5 y una media de 3,9.

• Línea Canyet en la zona de Can Picafort, un coeficiente multiplicador máximo de 12,6 y una media de 5,9.

• Línea Alou en la zona costa de Felanitx, con coeficiente máximo de 5,5 y una media de 3,5.

En otras subestaciones con el mismo tipo de mercado (Cala Mejor, Palmanova, etc.) los valores son del mismo orden que los que hemos mencionado aquí.

Aunque la red de distribución esté preparada para hacer frente a estos incrementos estacionales, es importante recordar la necesidad de hacer un uso responsable y eficiente de la energía.

La eficiencia energética busca un equilibrio entre el consumo de energía y el uso de los servicios básicos que necesitamos en el día a día. Los adelantos tecnológicos en la producción y la distribución de la energía, y todos los dispositivos que nos ayuden a ahorrar son fundamentales para lograr esta eficiencia energética.
 

Endesa trabaja para dotar las infraestructuras eléctricas de las últimas novedades tecnológicas con el objetivo de poder seguir ofreciendo un servicio de calidad a todos los clientes.

De este modo también se prepara la red para la electrificación de la economía y para la incorporación de nuevos actores como la generación distribuida, el autoconsumo o la movilidad eléctrica, con un aumento del uso de la electricidad producida a partir de energías renovables con el fin de reducir el uso de tecnologías que emiten CO₂, la solución más eficiente y rentable para conseguir la neutralidad de carbono que quiere conseguir la Unión Europea.

La temporada de verano triplica el consumo en las infraestructuras de la red eléctrica...