lunes. 27.05.2024

El BBVA ha confirmado este martes que ha trasladado al presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu, el interés del grupo en iniciar nuevas negociaciones para explorar la posibilidad de una fusión entre ambas entidades, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El BBVA añade que ha nombrado asesores a tal efecto, mientras que el Sabadell, en su propia comunicación al supervisor bursátil añade que ha recibido a las 13:43 horas de este martes una propuesta escrita de BBVA para una fusión, que el consejo de administración del Sabadell analizará adecuadamente.
 

Se trataría del segundo intento oficial después de que en noviembre de 2020, el BBVA y el Sabadell reconocieran que estaban negociando una fusión desde hacía meses, si bien dos semanas después de desvelar los contactos, las dos entidades anunciaron la ruptura de las conversaciones.
 

El BBVA prefirió no dar explicaciones, pero el Sabadell desveló entonces públicamente que la operación no había salido adelante al no llegar a un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones, es decir, el precio de la operación.
 

En aquel momento se barajaba que la integración se haría mediante un intercambio de acciones y no en metálico, lo que el Sabadell, que no pasaba por su mejor momento en bolsa, consideraba que le perjudicaba porque creía que tenía mayor capacidad de generar valor por sí mismo.
 

Por la misma fecha, el BBVA anunciaba la venta de su filial en Estados Unidos por 11.600 millones de dólares (unos 9.700 millones de euros al cambio de noviembre de 2020), una operación que le supuso importantes plusvalías y un exceso de capital que, en ocasiones, ha repartido entre sus accionistas vía dividendo y recompra de títulos.
 

En paralelo, el Sabadell, con sus planes de ganar valor en bolsa, apenas unas semanas después de las rupturas de aquellas conversaciones con el BBVA, ya en diciembre de 2020, anunció que César González-Bueno pasaría a ser el consejero delegado del grupo en sustitución de Jaime Guardiola.
 

El banco empezaba una nueva etapa en busca de mayor rentabilidad que se ha traducido en una mejora de los resultados que, a tenor de la evolución de la cotización, el mercado ha aplaudido, pues la acción ha más que cuadruplicado su valor, hasta llegar a los 1,86 euros de esta tarde.
 

El cambio de la política monetaria y las subidas de los tipos de interés en Europa también contribuyeron a que la acción de Sabadell comenzará a recuperarse, sin llevar a cabo la venta de su filial TSB, con la que se especuló y que el nuevo consejero delegado siempre ha defendido que forme parte del perímetro del grupo.

El BBVA vuelve a la carga para fusionarse con el Sabadell
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad