miércoles. 12.06.2024

Éxito de asistencia y de formato. En estos simples términos se podría resumir el resultado final de la conferencia "Chefs en el Teatro" impulsada por Economia de Mallorca y el Ayuntamiento de Inca en el marco del ciclo Incabusiness. El evento sirvió sobre todo para reivindicar la cultura del esfuerzo y el sacrificio y la necesidad de innovar constantemente para llevar a cabo proyectos personales y empresariales.

 

Más de 500 personas se acercaron al Teatro Principal de Inca para participar de la propuesta que consistia en poner sobre el escenario a cinco reconocidos chefs algunos con estrella Michelín para hablar de su experiencia vital en las cocinas, de sus proyectos personales y también de su visión empresarial del sector de la gastronomía.

 

La enriquecedora experiencia juntó a Ariadna Salvador, Matias Iriarte, Adrián Quetglas, Andreu Genestra y a Sergio Torres de los televisivos Hermanos Torres.

 

El evento, coordinado por Chefs(in) contó con el apoyo de diferentes colaboradores como el Consell de Mallorca, Trablisa, Caeb, Alvarez, Puig, Estrella Damm y Quely.

 

Entre los asistentes estuvo presente el alcalde de Inca, Virgilio Moreno y el regidor de Promoción Económica, Miguel Angel Cortés, la editora de Economiademallorca, Mar Nicolau, el director del medio y editor, Tomeu Garcies, la vicepresidenta del Consell y consellera de Cultura, Antonia Roca o la consellera de Promoción Local, Pilar Amate,

 

También estuvieron presentes representantes de entidades empresariales como la presidenta de CAEB, Carmen Planas, el presidente de Asima, Francisco Martorell Esteban o el presidente de CAEB Restauración, Alfonso Robledo.

Uno de los grandes reclamos de la noche fue el chef con tres estrellas Michelín Sergio Torres que dirigió su mensaje especialmente a los más jóvenes y recalcó que "la creatividad está en cada uno de nosotros pero requiere de esfuerzo".

Sergio Torres, durante su intervención en el evento.
Sergio Torres, durante su intervención en el evento.

Torres explicó el 'plan' que habían seguido sus hermanos desde muy jóvenes para ir aprendiendo el oficio en diferentes lugares con la misión de, conseguir montar su propio restaurante algún dia. En todo caso indicó que este camino representaba "sacrificio, ganas, ilusión. Caerse es volver a levantarse"

 

De la misma manera aseguró que "la cocina ha de tener personalidad y la has de crear con los tuyos" añadiendo que sin un buen producto no tenemos una buena cocina" en clara reivindicación de los productores locales de calidad.

 

Otro de los grandes atractivos, Andreu Genestra fue a tocar la fibra del público local recordando la figura de su mentor, el empresario Pedro Pascual 
 

Genestra ha hecho un recorrido por los grandes empresarios de Inca y ha recordado que "los de fuera valoran más lo que tenemos en Mallorca, como el caso del Forn de San Francesc, que tiene el mejor ‘doblegat’ del mundo y los mallorquines no lo saben. El aprendizaje y el knowhow de Inca de todo los empresarios se debería mirar para saber de dónde venimos".

 

Andreu Genestra ha puesto en valor la materia prima y el producto de Km0 durante toda su ponencia a la vez que explicando su experiencia también ha defendico el  concepto sacrificio " que ahora no está de moda" pero que tiene que ser vigente.

 

La única mujer de los presentes, Ariadna Salvador ha defendido una postura más rompedora animando a usar la imaginación y experimentar. “Hago cosas”. Me gusta contar historias y pasármelo bien con lo que hago. La cocina no deja de ser un lenguaje más" ha dicho.

También ha indicado que "yo funciono a través del concepto y luego cuento la historia. La formación es muy importante. Soy pastelera anárquica trabajando diferentes técnicas. Voy a pasármelo bien con lo que hago. 
 

El también estrellado chef Adrian Quetglas ha dicho que uno de sus grandes valores es que "soy muy insistente y dedicando tiempo se consigue". Quetglas ha comentado su experiencia vital y de negocios comentando su actividad en el extranjero y concretamente en Rusia que le hizo crecer y madurar a pesar que se incorporó al mundo de la cocina tarde.

 

"Tengo un oficio que me llena y del cual sigo aprediendo" dice Quetglas que defiende que "no copiar es un buen principio. Hacer cosas que sean vuestras". 

 

  
Por su parte, el reconocidísimo coctelero Matias Iriarte comentó que "Me enamoré de mi profesión. Hicimos un camino con nuestros clientes en el que entendimos que nuestro camino era juntos". 
 

Reconoció que el hecho de trabajar en Mallorca dificulta porque el periodismo gastronómico no está tan implantado y por ello tiene especial mérito conseguir que se reconozca un bar entre los mejores del mundo. "No renunciamos a lo que somos y a lo que hacemos. Ya que generamos experiencias". 

 

Iriarte desgranó su proyecto "Sala de Personal' qeue define como el primer restaurante de cócteles del mundo y aseguró  que "Si nos dicen que no alguna vez en la vida eso nos tiene que dar fuerza para seguir luchando por lo que queremos". 

Los grandes chefs reivindican el trabajo, el sacrificio y la innovación para progresar...