lunes. 22.07.2024

La consultora Nielsen IQ (NIQ) ha publicado este martes el balance del gran consumo hasta mayo que refleja que la marca blanca sigue acumulando demanda (4,9%) en un contexto en el que en términos generales se ha estabilizado (-0,2%) tras meses de caídas más acusadas por el incremento de precios.

En el caso de las marcas de fabricantes, su demanda en volumen sigue bajando, en concreto, un 5,7%, por lo que se incrementa su diferencial con las marcas blancas.

Precisamente por la subida de precios, en valor, las marcas blancas han incrementado su negocio un 17,9%, frente a la subida del 7,5% de las marcas de fabricante.

El informe de NIQ coincide con la publicación del IPC armonizado también relativo a mayo que contiene una subida anual del 12% de los precios en el caso de los alimentos y bebidas, con un ligero repunte del 0,4% mensual.

Según los datos de esta consultora, los españoles elevaron su gasto en la cesta de la compra un 11,9% en mayo, respecto a un año antes, cuando la demanda se queda prácticamente invariable, con una disminución del 0,2%.

NIQ percibe un incremento de precios del 12,1% en el conjunto de la cesta de la compra, muy similar al 12% que ha detallado el INE sólo para los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Por las tres categorías principales que analiza la consultora, la alimentación vuelve a ser el capítulo que mayor desembolso supuso para los españoles, con un incremento en las ventas en valor del 14,7%, aunque también ve como crece su demanda en un 3,2%.

Sin embargo, tanto droguería y perfumería como bebidas registran subidas más moderadas en las ventas en valor de un 8% y un 5,6%, respectivamente, mientras que ambas anotan ventas en volumen en negativo: un 4,2% menos para bebidas y un 1,6% menos para droguería/perfumería.

Para la consultora, las lluvias torrenciales en gran parte del país y la bajada generalizada de temperaturas hicieron que disminuyera la demanda de productos asociados al calor, respecto al mismo periodo del año pasado.

La directora general de NIQ para el Sur de Europa, Patricia Daimiel, ha manifestado que "en los últimos meses, la demanda no se resiente significativamente" y con "la estabilización en este mes de mayo, se demuestra que la demanda sigue siendo sólida”.

Ha añadido que aunque los precios vuelven a registrar incrementos frente a un año antes algo superiores a los de abril, su consultora empieza a detectar el descenso en categorías que incluyen productos esenciales como el aceite, las pastas o las legumbres secas.

La marca blanca sigue acumulando demanda y roza el 5%