lunes. 22.07.2024

El presidente insular, Llorenç Galmés, acompañado del conseller de Territori Fernando Rubio, han visitado las obras del camino de ses Argiles y des Murterar, que forman parte de la red vial insular, y en las cuales hacía 25 años que no se había hecho ninguna intervención. Se están pavimentando, reforzando el firme y reparando socavones con un presupuesto de 531.000 euros

El Consell de Mallorca ha puesto en marcha una obra de mejora viaria muy importante para el municipio de Sóller. A final de agosto se inició la reforma y pavimentación de los caminos de sus Argiles y des Murterar. Se trata de tramos de las carreteras Ma-2122 y Ma-2123 que atraviesan el casco urbano y que son vías esenciales para los sollerics para ir al campo de deportes, a los colegios, al instituto y a centros educativos diversos; así como en dirección a la carretera de Fornalutx.


Llorenç Galmés ha destacado que una de las prioridades del Consell de Mallorca es llevar a cabo actuaciones que ayuden a mejorar las infraestructuras de los municipios, “después de cuatro años de inactividad en políticas de carreteras y movilidad”. El presidente ha querido apuntar también que estas obras “supondrán una mejora muy importante en los accesos a los colegios y al polideportivo de Sóller”.

El alcalde de Sóller, Miquel Nadal, que ha estado acompañado de su teniente de alcalde Carlos Darder, ha agradecido al presidente Galmés y al consejero Rubio la celeridad en actuar para solucionar un problema de envergadura para el municipio.


Hacía 25 años que no se había realizado ninguna actuación en estas dos vías y era más que necesario llevarlas a cabo, ya que el firme sufría numerosas irregularidades. Está previsto que las obras culminen a finales de septiembre, principios de octubre, y el presupuesto de ejecución es de 530.949 euros.

Las obras consisten en limpieza y desbroce en el ámbito de actuación de las dos carreteras, en el fresado de 4 cm de espesura en las carreteras Ma-2122 y Ma-2123 en todo el ancho de la calzada además de la reparación de socavones y el refuerzo del firme.

Se mejora también el drenaje de la carretera, colocando sumideros nuevos para disminuir el agua superficial sobre la calzada.

Las rutas de los autobuses escolares no han tenido que interrumpirse, ya que antes de iniciarse las clases ya se había asfaltado el tramo comprendido entre la Cooperativa y la intersección del camino de su Figuera con la Ma-2123, por donde circulan los vehículos escolares.
 

El Consell de Mallorca invierte medio millón en mejorar tramos urbanos de carreteras de...