martes. 23.07.2024

El presidente del Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, acompañado del conseller de Territori, Mobilitat i Infraestructures, Fernando Rubio, ha anunciado en Algaida que el Consell Executiu de la institución insular que tendrá lugar mañana llevará a aprobación el esperado proyecto de reforma de la carretera de Llucmajor a Algaida.

El proyecto, con un presupuesto de cerca de 15 millones, recupera el antiguo camino entre los dos municipios para reconvertirlo en un vial cívico para peatones y ciclistas y mejora la seguridad en una vía considerada peligrosa. Galmés y Rubio han estado acompañados de las alcaldesas de Algaida y de Llucmajor, Margalida Fullana y Xisca Lascolas. 

«Este proyecto es una antigua reivindicación de los vecinos, tanto de Algaida como de Llucmajor, y que nosotros en campaña electoral ya nos comprometimos a poner en marcha para mejorar la seguridad y reducir la siniestralidad de esta vía. Es una carretera muy transitada por estudiantes que van al instituto de Llucmajor y por usuarios de los dos municipios. Mañana se aprobará el proyecto en el Consell Executiu y se iniciarán los trámites para llevar adelante esta importante obra, que esperamos que pueda empezar a mediados de la legislatura». Galmés ha recordado que la nueva vía pasará de 5,5 metros de ancho a 7, se ampliarán los arcenes de las carreteras para disminuir la siniestralidad y que los ciclistas puedan circular con seguridad. 

El proyecto de trazado nuevo prevé, entre otras actuaciones la mejora de la carretera Ma-5010 con la construcción de una nueva sección tipo de carretera C-80. Esto supone una anchura de calzada de 7 metros, formada por dos carriles unidireccionales de 3,5 metros cada uno, arcenes de 1,80 metros y bermas (separación) de 1 metro.  

También se incluye recuperar el camino viejo de Algaida a Llucmajor. Así, en los tramos en los que actualmente el camino desaparece por coincidir con la carrereta Ma-5010, se prolongará el camino en plataforma independiente, de 2,50 metros de anchura libre, paralela a la carretera por el lado oeste, para garantizar así la continuidad entre los dos extremos sin necesidad de atravesar la calzada. Al llegar a Algaida, el camino comunicará con el paseo peatonal ejecutado en el proyecto de la variante de Algaida. 

El proyecto no mantiene el eje de la carretera existente, sino que se desplaza a un lado u otro de la calzada. Con ello se consigue reducir la afectación en las zonas sensibles, reducir las molestias a los usuarios durante las obras y aprovechar la calzada existente, ajustando las anchuras totales y habilitando la posibilidad de aplicar técnicas de reciclaje in situ del firme existente. 

Finalmente, el acceso a Randa por la Ma-5017 se soluciona mediante una pequeña rotonda para reducir al máximo la ocupación de territorio. 

El plazo de ejecución de las obras, con un presupuesto de cerca de 15 millones de euros, es de 20 meses desde la adjudicación. Ahora comienza una larga tramitación del proyecto, que debe pasar evaluaciones ambientales, procesos de exposición pública y la licitación de la construcción, entre otros. 

El Consell invertirá 15M€ en la reforma de la carretera entre Algaida y Llucmajor