domingo. 14.07.2024

PIMEM muestra su apoyo a la nueva ley turística del Govern aunque matiza y discrepa en el punto del decrecimiento previsto en ella.

 

La patronal mantiene que si bien es necesario decrecer en términos cuantitativos no coincide que deba de ser un sector concreto como es el caso de la oferta vacacional quien tenga que hacer un el mayor esfuerzo. PIMEM entiende que debe haber un decrecimiento donde toda la oferta actual contribuya. Jordi Mora asegura que “el decrecimiento tiene que ser justo, proporcional y equitativo”

 

Dónde si manifiesta su total coincidencia con el Govern es en la intención de caminar hacia la sostenibilidad, la circularidad y todas las iniciativas que supongan una mejora laboral para trabajadores y trabajadoras del sector.

 

En el caso de la sostenibilidad PIMEM asegura que nuestro destino será sostenible o no será porque los cambios que se pueden producir a medio y a largo plazo pueden ser muy radicales. Por una parte, estará la conciencia del consumidor respecto a los destinos respetuosos con el medio y por otra los efectos del cambio climático que a medio plazo pueden ser claves en la gestión territorial.

 

Sobre la circularidad la patronal asegura que enlaza de lleno con el discurso mantenido estos últimos años. Es imprescindible que el producto y servicio que se da y se hace en Balears cuente con el máximo apoyo por parte de la oferta turística haciendo posible un verdadero refuerzo para la industria y el sector primario de las islas.

 

Sobre la inversión en mejoras laborales PIMEM muestra su apoyo incondicional ya que la patronal interpreta que los trabajadores y trabajadoras son una columna vertebral del sector y, a más avances en salud laboral, más estabilidad y facilidades de gestión.

 

En este sentido y sobre las inversiones previstas en las camas elevables, Mora ha recordado que “se sale de una situación muy difícil con importantes deudas y que ahora más que nunca se necesitan inversiones cuantificadas, concretas y de gestión rápida y directa para las pymes”

 

Finalmente, PIMEM pide al Govern volcar los recursos necesarios para la innovación y la formación, pero no solo del sector turístico, sino de todo el tejido industrial de Balears pensando en dos objetivos a medio y largo plazo.

 

El primero es que a más innovación y formación más posibilidades de tener empresas competitivas sean o no del sector turístico. Esta condición, cree la patronal, que da más posibilidades a una mayor diversificación y exportación de nuestro producto y/o servicio.

 

El segundo objetivo para invertir en más innovación y formación debe ser pensando en las empresas proveedoras de la oferta turística ya que éstas serán más competitivas y pudiendo ofrecer unos productos y servicios más acorde con las exigencias del mercado turístico y aportando más competitividad al conjunto de la oferta de hotelera y vacacional de Balears.

 

El presidente de PIMEM Jordi Mora asegura que “los recursos que se deben destinar deben ser inversamente proporcionales al tamaño de la empresa, es decir el 100% para empresas de menos de 50 trabajadores, el 60% para empresas entre 50 y 250 trabajadores y el 40% para empresas de más de 250 trabajadores”. 

 

Por lo que lo hace a la formación Mora ha recordado que “solo se habla de la formación pública cuando la formación privada debe participar y contribuir a esta área tan importante para la competitividad”.

PIMEM apoya la nueva ley turística pero pide que "el decrecimiento se aplique de manera...