miércoles. 12.06.2024

La gasolina y el gasóleo cerraron la última semana de agosto, que coincidió con la gran operación retorno de las vacaciones, con precios un 8,8% y un 12,9% superiores a los registrados durante los últimos días de junio, después de todo un verano al alza.

Según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) difundidos este jueves, que recoge los datos de más de 11.400 estaciones de servicio en España entre el 29 de agosto y el 4 de septiembre, el precio medio de la gasolina se situó en 1,731 euros por litro y el del gasóleo, en 1,622.

Estos datos incluyen los valores registrados durante la última gran operación especial de tráfico del verano, que tuvo lugar desde las 15:00 horas del jueves 31 de agosto hasta la medianoche del domingo 3 de septiembre, días durante los que la Dirección General de Tráfico (DGT) contabilizó 5,8 millones de desplazamientos de largo recorrido por carretera.

Una operación especial del verano durante la que los precios de los carburantes fueron casi un 9% y un 13% superiores a los que se registraron durante la primera gran operación salida por las vacaciones.

Concretamente, entre el 27 de junio y el 3 de julio, la gasolina costaba 1,591 euros por litro, mientras que el gasóleo costaba 1,437 euros el litro.

Esa misma semana se producía la última rebaja en los carburantes, que se han ido encareciendo paulatinamente durante los dos meses de verano después de encadenar nueve semanas seguidas al alza. En el caso de los últimos siete días, la gasolina y el gasóleo han subido alrededor de un 0,6% cada uno.

Con estos valores, la gasolina alcanza unas cifras que no se veían desde hace más de un año, en plena crisis energética por la invasión rusa de Ucrania, aunque entonces se aplicaba la bonificación de 20 céntimos por litro aprobada por el Gobierno.

El precio de la gasolina no era tan alto desde el 25 de julio del año pasado, cuando con el descuento aplicado, se pagaba de media 1,754 euros el litro.

En el caso del gasóleo, su precio se sitúa en niveles de noviembre de 2022, cuando con el descuento aplicado, costaba 1,676 euros el litro.

Los precios de los carburantes se han situado una semana más por debajo de la media de los Veintisiete de la Unión Europea (UE), después de que la gasolina se encareciera en la última semana hasta los 1,835 euros por litro y el precio del gasóleo subiera a los 1,739 euros por litro, un 6 y un 7% más que en España.

Superiores aún fueron los precios de los 19 países que conforman la eurozona, donde la gasolina costaba de media 1,898 euros y el gasóleo, 1,779 euros, lo que supone rebasar los valores españoles en casi un 10% en cada caso.

Países Bajos y Dinamarca se situaron como los países con el precio de la gasolina más alto, con 2,1 y 2,07 euros el litro, respectivamente, mientras que el gasóleo fue más caro en Suecia (2,07 euros el litro) y Finlandia (2 euros el litro).

En el extremo contrario se situó Malta, que registró el precio más barato tanto en gasolina (1,34 euros el litro) como en gasóleo (1,21 euros el litro), seguida por Bulgaria (con valores cercanos a 1,4 euros el litro).

El gasóleo cerró el verano siendo casi un 13% más caro que en junio