jueves. 25.07.2024

Las tasaciones hipotecarias de vivienda se desplomaron un 22,7% en el primer semestre del año y su importe global se redujo más de un 21% por el frenazo del mercado hipotecario tras las sucesivas subidas de tipos de interés, según datos de la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV) conocidos hoy.

Pese a estas caídas se ha incrementado en la primera mitad del año el importe medio de las viviendas valoradas, que ha subido un 1,95% hasta 233.500 euros, en línea con el encarecimiento de precios del mercado.

De hecho, el valor tasado crece de forma suave pero sostenida desde 2014, lo que refleja, por una parte, el incremento de los precios y , por otra, los cambios en los inmuebles tasados, que van hacia viviendas más grandes o ubicadas en regiones o zonas de mayor valor.

El descenso de las tasaciones de vivienda con fines hipotecarios (unas 191.000), y que la AEV cifra en base a los datos de sus empresas asociadas, responde al cambio en la política de tipos del BCE para contener la inflación.

Este ha supuesto un encarecimiento de la financiación, lo que ha reducido significativamente la concesión de nuevas hipotecas y algo menos las compraventas ya que muchas se están pagando al contado.

Caen las tasaciones para rehabilitación pero se dispara su valor

Los proyectos de rehabilitación experimentaron hasta junio un descenso del número de tasaciones hipotecarias del 30,3 % hasta las 426 intervenciones. Sin embargo, el importe tasado se elevó un 90,8% hasta los 3.700 millones, en línea con el crecimiento del valor medio de los proyectos.

Por lo que respecta a las cifras de actividad en inmuebles en proyecto, el descenso de las tasaciones con finalidad hipotecaria fue del 26,5%, con un total de 3.941 proyectos valorados. En cambio, el importe global tasado aumentó un 28,5%.

En su conjunto, en el primer semestre se realizaron 536.000 tasaciones completas, un 7,2 % menos que en el mismo periodo de 2022. El importe global de tasación disminuyó un 3,2 % hasta 195.000 millones, lo que según la AEV está en línea con los datos del último lustro.

En cuanto al total de tasaciones hipotecarias, no solo las de vivienda, estas experimentaron un descenso del 13 % hasta las 314.000 en términos de volumen en un contexto de encarecimiento de la financiación y del 7,9 % en el importe global tasado respecto a 2022.

Con estas cifras, el porcentaje de tasaciones hipotecarias representó el 59 % del total de las tasaciones realizadas, frente al peso del 63% del primer semestre de 2022.

Baleares, Madrid y Extremadura encabezan los descensos

Los descensos de tasaciones fueron generalizados en el semestre, aunque algo más pronunciados en Baleares (18% menos de actividad de tasación completa), Madrid (-12,7%) y Extremadura (-12,6%).

Las ciudades de Madrid y Barcelona acapararon unas 50.250 tasaciones, un 15,9% menos que en el primer semestre del año anterior.

Según la secretaria general de la AEV, Paloma Arnaiz, los datos de actividad tasadora del primer semestre reflejan la ralentización del mercado, más acusada en el segmento hipotecario, ya que en conjunto las transacciones no descienden de manera tan abrupta, evidenciando una mayor proporción de compras sin apoyo financiero.

La compraventa de viviendas acumuló en el semestre un descenso del 4,5 %, según el INE, mientras que las hipotecas para vivienda se redujeron un 13,7%.

La subida de tipos hunde un 22% las tasaciones de vivienda para hipoteca