domingo. 21.07.2024

El 53,3% de quienes quieren comprar una vivienda y el 42,7% de los que buscan alquilarla dicen que pagarían algo más si con ello se garantizan que es más sostenible, según un informe realizado por Fotocasa y Solvia.
 

Las principales razones defendidas son el ahorro económico que supone a nivel particular y la reducción del impacto medioambiental, según casi la mitad de los españoles.
 

Los más dispuestos a abonar un importe mayor por estos inmuebles son los particulares que están en proceso de compra, un 53,5%, frente a aquellos que demandan un alquiler, un 42,7%.
 

Si se pregunta de una manera más concreta, aquellos que responden que dependería mucho del sobrecoste son principalmente los de alquiler, con un 43,3%, frente a los compradores, que solo alcanzan el 36%.
 

Entre ellos, el 28,7% se lo plantearía si, como mucho, valiese un 5% más; el 37,2% lo pagaría si costase un 10% adicional y el 21,3% lo asumiría si no se encareciese más del 15%.
 

Otros de los motivos para pagar más por una vivienda sostenible son, para los futuros compradores y arrendatarios, que se trata de una buena inversión a futuro que reducirá sus facturas a largo plazo (63,4%), su preocupación medioambiental (42,7%) y la calidad de los materiales de la vivienda (32,5%).
 

Por contra, aquellos que no pagarían más por una vivienda más sostenible ofrecen como motivos que el precio de una vivienda construida con materiales sostenibles es muy elevado (62,8%), no les interesa una vivienda sostenible (21,2%) y no entienden el significado del concepto vivienda sostenible (18,4%).

La mitad de los españoles que busca vivienda pagaría más por una sostenible