lunes. 28.11.2022
VIVIENDA

En Palma ya ni es barata la opción de compartir piso

La capital balear es la tercera más cara del país en estas ofertas con una media de alquiler de 376 euros mensuales

San Sebastián ha desbancado a Barcelona en el último año como la ciudad española donde es más caro alquilar una habitación en un piso compartido, con 406 euros mensuales, y Palma es la tercera más cara, con 376 euros, según un informe publicado por el portal de vivienda Idealista.

 

Barcelona ocupa la segunda posición, con 395 euros mensuales, seguida de Palma, con esos 376 euros y de Madrid, con 370 euros, mientras que las ciudades españolas más baratas para compartir piso son Ciudad Real (183 euros mensuales); Jaén (188 euros); Palencia (203 euros); y Ávila y Albacete (216 euros ambas).

 

En cuanto a la variación de estos precios, bajistas en la mayoría de las ciudades, las mayores descensos se registraron en Guadalajara (9,6%); Madrid (7,5%), Lleida (7%), Málaga (6,9%), Jaén (5,7%) y Barcelona (4,9%).

 

Los mayores encarecimientos se produjeron en Ciudad Real (9,7%); Castellón de la Plana (6,7%); La Coruña (5,2%); Santander (4,2%) y Albacete (4%).

 

La oferta de pisos compartidos parece haberse estabilizado en el último año, ya que solo creció un 6 % en términos generales, aunque con notables diferencias entre las distintas capitales de provincia españolas, explica el informe.

 

En nueve de ellas hay menos habitaciones en alquiler disponibles este mes de agosto que hace un año, encabezadas por Barcelona, donde hay un 29% menos, seguida por Albacete (-28%); Santa Cruz de Tenerife (-21%); Almería (-17%); Palma (-15%); San Sebastián (-11%); Valencia (-6%); Alicante (-4%) y Palencia (-2%).

 

Por el contrario, los mayores aumentos se registran en Guadalajara, donde la oferta crece un 76%; seguida por Gerona (71%); Santander (43%); Lérida (39%); Logroño (36%); Castellón (35%); Huelva (35%); Vitoria (32%); Granada o Jaén (31% en ambos casos).

 

Las personas que comparten piso en España tienen un perfil similar al que tenían el año pasado, aunque la edad media ha vuelto a subir hasta los 33 años: viven en el centro de las grandes ciudades, no fuman ni permiten que se fume en la vivienda y no tienen ni admiten mascotas.

 

En la mayoría de los pisos compartidos conviven hombres y mujeres (69%), mientras que el 26% sólo tiene habitantes femeninas y el 4% solo masculinos.

En Palma ya ni es barata la opción de compartir piso
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad