jueves. 25.07.2024

El mercado de compraventa de vivienda en 2023 registra un desequilibrio más acentuado que nunca entre la oferta y demanda, superando incluso al de 2022, ya que mientras que un 78% quiere comprar, el 16% busca vender, un desajuste que empuja los precios al alza y dificulta el acceso a la vivienda. 

Además, un 6% de españoles se relaciona con ambos mercados ya que está intentando comprar y vender al mismo tiempo, según sostiene el portal inmobiliario Fotocasa.

En este sentido, señala que aunque la demanda de vivienda siempre ha sido mucho más elevada que la oferta, el impacto de la pandemia ha sido un punto de inflexión para el mercado inmobiliario, ya que el cambio en las preferencias de los ciudadanos ha impulsado una demanda muy intensa durante los últimos ejercicios y el alza de los tipos de interés la ha concentrado y acelerado todavía más.

Asimismo, subraya que el sector lleva 15 años infraproduciendo vivienda, lo que ha ocasionado un déficit muy importante en relación con el volumen de creación de hogares anual.

No obstante, pese al descenso registrado en el mercado de la vivienda en el último medio año, Fotocasa observa una estabilidad en la intencionalidad de compra respecto a los años anteriores.

Ello parece indicar que los ciudadanos confían en que la actual situación inflacionaria y de altos tipos de interés se corrija a corto o medio plazo, y les permita entrar en acción de manera efectiva cuando el escenario sea más favorable.

Por segmentos de edad, la intención de compra también fluctúa y son los más jóvenes los que contemplan en mayor medida adquirir una vivienda en un plazo de, como máximo, cinco años. Una situación que se invierte a medida que se analizan los tramos de más edad. 

El 78% de los españoles quiere comprar una casa frente al 16% que quiere venderla