lunes. 22.07.2024

El Ayuntamiento de Marratxí ha mostrado su rechazo  a los dos parques fotovoltaicos que se proyectan en el término municipal: el de
Son Bonet y el proyectado en Puntiró, instalado en Palma, pero con gran parte de su infraestructura en Marratxí.

El alcalde del municipio, Jaume Llompart, acompañado por la regidora de Industria y Comercio, Odette Torres, y el regidor de Medio Ambiente, Manuel Martínez, han asegurado que “no estamos en contra de los parques fotovoltaicos en general, sino en contra, o en desacuerdo, de aquellos que su construcción se opone a los intereses de Marratxí”.

Llompart ha explicado que, cuando eran estaban en la oposición, ya se manifestaron en contra del Parque Fotovoltaico de Son Bonet. El gran impacto que supondría la construcción, la calificación diferente a la parcela y su ubicación la convierten en una opción más adecuada para la proyección de un parque verde.

Además, el alcalde ha informado que el ayuntamiento redactará y aportará a AENA un proyecto para construir un gran parque verde en la misma zona de Son Bonet, para que todos los ciudadanos que lo deseen paseen por la zona y practiquen deporte.

El consistorio también se muestra en total desacuerdo con el trazado de la línea de evacuación de alta tensión del proyecto del Parque Fotovoltaico de Puntiró. El parque pertenecerá a Palma, pero la línea de evacuación atravesará los cascos urbanos de Pòrtol y Sa Cabaneta.

Se trata de un tramo de 10 km, de los cuales 6,3 pasarán por el término municipal de Marratxí. La zona afectada pasaría por el Camino de Can Fornés, las calles Cas Canonge, Trinidad, Sa Torre, Escola, Major y Son Caulelles de Pòrtol. En cuanto a Sa Cabaneta, afectará las calles Jaime I, el cami de Can Domingo, varias parcelas particulares y la Mi-3017, es decir, la carretera de Sa Comuna, hasta el término municipal de Palma.

“Estas obras supondrán cerrar el municipio de Pòrtol y gran parte de Sa Cabaneta con todo el perjuicio y las molestias para los vecinos”, ha añadido el alcalde. Además, ha explicado que la instalación de esta línea se convierte en un obstáculo que hipoteca la implantación futura de servicios básicos como los de agua potable, aguas residuales, recogida de pluviales y alumbrado público. “Servicios esenciales que no se podrían ampliar, mejorar o renovar en un futuro si esto se llevara a cabo, por eso nos posicionamos en total desacuerdo”.

El equipo de gobierno trasladó el pasado lunes su negativa al Gobierno, concretamente al conseller de Industria, Alejandro Sáez de San Pedro. El proyecto de Puntiró está pendiente de la autorización de la Dirección de Industria, pero el consistorio insistirá a la empresa responsable a que opte por otra línea de evacuación, puesto que, en el proyecto se incluyen hasta cuatro alternativas, y ninguno de estas afecta Marratxí.

“El Ayuntamiento de Marratxí apoyará y promoverá proyectos sostenibles y renovables, pero no a expensas del bienestar de los vecinos. Ante esto, siempre nos encontrarán en contra”, ha concluido Llompart

Marratxí se planta ante los dos parques fotovoltaicos que proyectados en el término...