domingo. 14.07.2024

El Consell de Mallorca, a través del Departamento de Promoción Económica y Desarrollo Local, ha aprobado una segunda línea de ayudas por un importe de 2,5 millones de euros que irá destinada a la reparación de daños sufridos en los bienes de los particulares afectados por la borrasca Juliette, que tuvo lugar el pasado mes de febrero.

Esta partida se suma a los otros 2,5 millones de euros destinados a los ayuntamientos, cuyo pago ya se está gestionando, (la convocatoria se aprobó el pasado 20 de octubre), hasta completar la cantidad total de 5 millones acordada por la institución insular para ayudar a los damnificados por la tormenta. 

El presidente del Consell, Llorenç Galmés, se ha mostrado satisfecho por «cumplir con su compromiso de acelerar la puesta en marcha de la convocatoria de 5 millones de ayudas para municipios y particulares, para que las subvenciones puedan contribuir a la reparación de los daños causados por la borrasca», al tiempo que ha lamentado que «estas ayudas llevaran meses de retraso por culpa de la inactividad del anterior equipo de Gobierno».

La consellera de Promoción Económica, Pilar Amate, ha remarcado el esfuerzo realizado por su departamento para «solventar las numerosas deficiencias que presentaban las convocatorias, a fin de que los damnificados pudieran recibir las ayudas lo antes posible, para hacer frente a los daños producidos por el temporal».

En concreto, el Consell Executiu ha aprobado el acuerdo marco de convenio de colaboración entre el Consell Insular y los ayuntamientos de Mallorca para cooperar económicamente en la reparación de los daños sufridos en los bienes de los particulares como consecuencia de la borrasca Juliette. 


Así, los ayuntamientos dispondrán de un plazo de 5 días para manifestar en el correspondiente formulario su interés en recibir fondos económicos del Consell, para destinarlos a los particulares de su municipio. Los 2,5 millones de euros con los que cuenta el Consell se repartirán de forma igualitaria entre todos los ayuntamientos.

El importe recibido finalmente por cada ayuntamiento se destinará a la aprobación de una convocatoria de subvenciones a los particulares de su municipio para financiar las actuaciones que estos hayan realizado para reparar los daños producidos por la borrasca Juliette en sus bienes, siempre que dichas actuaciones de reparación y el coste de las mismas conste acreditado documentalmente entre el 26 de febrero y el 31 de diciembre de 2023. 

Por último, las gestiones para la transferencia de la cantidad acordada en el convenio se realizarán de forma inmediata tras la firma del mismo, con la finalidad de que los ayuntamientos reciban el dinero antes de que acabe el 2023.

El Consell de Mallorca aprueba una segunda línea de ayudas de 2,5M€ para particulares...