martes. 04.10.2022

 

Las comunidades autónomas redujeron su déficit un 3,4 por ciento en marzo respecto al mismo período del año anterior, hasta el 0,1 por ciento del PIB, según datos del Ministerio de Hacienda que reflejan que Baleares acabó el primer trimestre con un déficit de 198 millones, el 0,61 % de su PIB.

 

El déficit hasta marzo del conjunto de las administraciones públicas, excluidas las entidades locales, se redujo un 12,7 por ciento y se ha situado en un 0,32 del PIB.

 

Doce comunidades necesitan financiación, especialmente Cataluña, que tiene un déficit de 465 millones de euros, seguida de Madrid (336) y Baleares (198).

 

El País Vasco presenta un superávit de 347 millones, muy por encima de las cuatro restantes: Navarra (130), Asturias (73), Galicia (21) y La Rioja (9).

 

Baleares es la autonomía con un déficit más alto en porcentaje de PIB, con un 0,61%, seguido de Extremadura (0,56%) y de Murcia (0,38%).

 

La administración regional en su conjunto disminuyó su déficit un 3,4%, hasta los 1.234 millones, un 0,10% del PIB, por un incremento de los recursos del 5,1%, superior al aumento de los empleos del 4,9%, según Hacienda.

 

Los ingresos se han elevado un 5,1% y destaca el incremento de los ingresos impositivos en un 8,3%, sobre todo, los corrientes sobre la renta y el patrimonio que crecen un 8,8%, además del aumento en las transferencias recibidas de otras administraciones públicas en un 3,9%, que incluyen 763 millones de anticipos en 2019, frente a los 927 millones de 2018.

 

Dentro del gasto no financiero, que aumenta un 4,9%, los consumos intermedios crecen un 3,3 %; la remuneración de asalariados se incrementa un 5,6%; las transferencias sociales en especie crecen un 1,8 % y las transferencias entre administraciones públicas aumentan un 14%.

Baleares, con el déficit más alto de todas las comunidades
Comentarios