domingo. 05.02.2023
CRISIS SANITARIA

Armengol reclama al estado poder adelantar el toque de queda o aplicar confinamientos domiciliarios

La presidenta dice que se podría vacunar a toda la población en tres meses si se reciben las dosis suficientes

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha comparecido en el Parlament de las Illes Balears para dar cuenta de la situación sanitaria y los efectos económicos y sociales que la pandemia ha provocado en el territorio.

 

Durante su intervención, Armengol ha recordado la necesidad de “resistir” y “actuar con la firmeza y la determinación que hemos demostrado ante oleadas anteriores” para la contención del virus y para poder normalizar y reactivar la economía a finales de primavera, cuando se esperan avances importantes en la vacunación.

 

La presidenta ha defendido la necesidad de establecer medidas restrictivas a la vez que se apoya a los sectores y las personas más afectados, y que, “ante una enfermedad que muta constantemente, no nos queda otra opción que responder rápido en función de cada situación”.

 

Es por eso que ha reclamado también al Estado “todas las herramientas necesarias para frenar el virus”, como poder avanzar el toque de queda o aplicar confinamientos domiciliarios en caso de que sea necesario en algún momento y territorio concreto, así como recibir más recursos extraordinarios, ayudas directas y fondos suficientes “para mantener vivas nuestras empresas mientras tenemos que aplicar las restricciones sanitarias que el virus exige. Tenemos que tener capacidad para cerrar lo que haga falta sin que esto signifique el fin de nuestros empresarios, autónomos y trabajadores”.

 

Armengol ha explicado que, hasta el día de hoy, en Balears se han vacunado 20.267 personas, 2.769 de las cuales ya están inmunizadas, y que se han utilizado el 99,3 % de las vacunas recibidas, además de la distribución de las 4.785 que repartió ayer el Gobierno español. Sin embargo, ha apuntado que la capacidad de producción de las vacunas, hoy por hoy, es “claramente insuficiente”.

 

“El suministro actual nos hace poner medio millar de vacunas al día, cuando la capacidad de nuestra red y profesionales nos permitiría administrar hasta 11.500 vacunas al día”.

 

Es decir, cuando el volumen de vacunas que se reciban sea masivo, se podrán administrar 80.000 dosis semanales a través de siete grandes puntos de distribución, cuatro en Mallorca y uno en cada una de las otras islas. “Estamos capacitados para inmunizar a toda la población en tres meses, si tenemos las dosis suficientes”, ha subrayado. De momento, se espera completar la inmunización de la población de residencias la semana que viene.

 

Armengol también ha expuesto durante su intervención las medidas de acompañamiento a las empresas y las personas más afectadas por la crisis sanitaria, económica y social.

 

En este sentido, ha destacado que en las Illes Balears se han movilizado más de 7.700 millones de euros públicos, que la han convertido en la comunidad que más apoyo per capita ha canalizado hacia sus empresarios, autónomos y trabajadores.

 

“Si hemos resistido este año de parada de nuestra economía es por dos razones fundamentales”, ha explicado la presidenta, que ha apuntado que la primera es que, cuando empezó la pandemia, “llevábamos ya cinco años de recuperación de nuestros servicios públicos esenciales” y que, en segundo lugar, se ha afrontado la crisis “de una manera diferente”, con mecanismos de protección ante los despidos masivos.

 

En este sentido, se ha referido a los ERTE, una herramienta “clave para esta tierra, la más afectada por la imposibilidad de activar su economía”, así como a las prestaciones extraordinarias a los fijos discontinuos, que han permitido que hayan entrado 1.740 millones de euros públicos para los asalariados. “Pronto serán más”, ha recordado Armengol, puesto que, hasta finales de mayo, llegarán 450 millones más y se lograrán los más de 2.190 en prestaciones en un año.

 

Del mismo modo, Armengol ha remarcado la importancia del plan de choque de 72 millones para fomentar la ocupación; la nueva prestación para autónomos, que ha repartido 161 millones desde marzo y distribuirá 33 millones más hasta finales de mayo, o la inyección de liquidez a empresas con “el mayor despliegue de créditos blandos de la historia de nuestro país, sin los cuales muchos empresarios ya habrían cerrado”, que suponen 4.990 millones a través del ICO y el ISBA.

 

Por otro lado, ha remarcado el plan de acompañamiento, dotado con 103 millones de euros para hacer frente a las consecuencias de las restricciones necesarias para controlar el avance del virus.

 

Armengol ha insistido que la movilización de estos recursos “ha exigido la colaboración de todo el mundo”, a través del diálogo social con patronales y sindicatos, del diálogo institucional y la toma de decisiones conjunta con consejos y ayuntamientos, y con un instrumento como es el Pacto de Reactivación, al cual ha aprovechado para invitar de nuevo los partidos que todavía no forman parte de él, para que “se sumen al trabajo”, puesto que “contribuye al bien de todos”.

 

“La suma de esfuerzos nos ha permitido en las Illes Balears habilitar 229 millones en ayudas directas y ahorros de tasas y tributos municipales”, con un impacto sobre 230.000 personas.

 

Del mismo modo, Armengol ha asegurado que “se ha hecho un esfuerzo sin precedentes”, pero que no es suficiente, por lo cual ha reclamado al Estado más ayudas directas, el aplazamiento, la eliminación o la bonificación de tributos y cargas que no pueden afrontar los negocios cerrados, así como la suspensión del pago de los alquileres cuando los comercios tengan que cerrar y ayudas directas para los sectores afectados. “Así llegaremos al momento de la reapertura con todas las garantías para recuperarnos rápido”, ha defendido.

Armengol reclama al estado poder adelantar el toque de queda o aplicar confinamientos...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad