domingo. 04.12.2022
COMERCIO

¿Caben más grandes centros comerciales en Mallorca?

El presidente de Pimeco, Bernat Coll, propone fijar por ley la prohibición total de construir más grandes superfícies de este tipo en Mallorca para proteger al pequeño comercio
/img/periodico/img_6905.jpg

 

¿Hay sitio para más grandes superfícies comerciales en Mallorca? Esta es la pregunta que se hace el sector en un momento en el cual está vigente un parón, en forma de moratoria, para estos grandes proyectos. El futuro del sector se debe dibujar con el Plan Director Sectorial de Comercio que el Consell debe tener listo para junio de 2017.

 

Desde Pimeco, una de las principales patronales que agrupan al pequeñó comercio, tienen la respuesta muy clara. De hecho su presidente, Bernat Coll ha explicado a EconomiadeMallorca que ya no hay razón objetiva para autorizar más grandes superfícies.

 

Por este motivo, Coll propondrá al Consell de Mallorca que el futuro plan prohiba la implantación de nuevos grandes centros comerciales "porque nuestra isla ya está comercialmente saturada y no tiene sentido que se construyan nuevos equipamientos de este tipo que pueden acabar definitivamente con el pequeño comercio que ya se encuentra en una situación muy delicada".

 

Desde Pimeco, Coll ha sido muy crítico con el proyecto de implantación del nuevo centro Fan Mallorca Shopping en el Coll den Rebassa "por el elevado impacto ambiental, social y económico que tendrá. Este centro implica un elevado consumo de territorio y energia. Además ahora se anuncia la creación de miles de puestos de trabajo pero veremos finalmente cuantos serán cuando lleve un tiempo funcionando. Coll recuerda en este sentido que cada puesto de trabajo que crea una gran superfície supone la destrucción de 1,7 puestos de trabajo en el pequeño comercio".

 

Según Pimeco crear estos macrocentros comerciales "supone ir contra el modelo de ciudad de proximidad que todos queremos con un carácter mediterraneo en el que encontramos vida y podemos pasear por nuestras calles. Supone quitar actividad a los centros de las ciudades y de los pueblos y hace un daño irreparable a los comercios, bares y restaurantes".

 

Para Bernat Coll "tampoco no tiene razón de ser que estos centros tengan unos horarios de apertura tan grandes por que esto no repercute en más ventas y por que se demuestra que solo sirve para atacar al pequeño comercio que no tiene personal ni recursos para competir en estas condiciones".

 

Otra de las batallas precisamente en las que Pimeco va a luchar será la de conseguir que el Govern rebaje el número de días festivos de apertura autorizada desde los actuales 16 hasta los 10 que prevé la normativa estatal.

 

También considera que se tienen que revisar los criterios para autorizar las zonas de gran afluencia turística en los municipios. Según Coll, no tiene sentido que municipios de interior como Búger o Vilafranca, por poner un ejemplo, usen esta figura para que los comercios abran en domingo.

¿Caben más grandes centros comerciales en Mallorca?
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad