domingo. 26.05.2024

El conseller de Territori, Mobilitat i Infraestructures del Consell de Mallorca, Fernando Rubio, el director insular de Infraestructures, Rafel Gelabert; el alcalde de ses Salines, Joan Rodríguez, junto con representantes municipales y de la empresa constructora, han visitado hoy las obras de la carretera de ses Salines a la Colònia de Sant Jordi.

Una intervención que contribuirá a la mejora del tráfico y los accesos del núcleo turístico. Las obras empezaron el mes de marzo y está previsto que la carretera se abra al tráfico en el mes de septiembre. La culminación total de la remodelación de la vía será el mes de noviembre.

Fernando Rubio ha destacado la importancia de esta carretera para la comarca del Migjorn de Mallorca y de forma especial para los accesos a la Colònia de Sant Jordi y a ses Salines, y ha incidido en la apuesta de su Departamento en la mejora de las carreteras secundarias y el apoyo y colaboración con los ayuntamientos.

Es una vía en la cual los últimos años se había apreciado un considerable aumento de tráfico. Además, el incremento progresivo de la demanda ciclista en la zona hacía de este tramo un punto peligroso al combinar gran número de bicicletas con una configuración de plataforma viaria sin arcenes.

Esta actuación restablecerá las condiciones de seguridad vial mediante la mejora del trazado en dos curvas y del perfil longitudinal en dos tramos. También está prevista una actuación para dotar la infraestructura de un carril para bicicletas y para peatones, separado de la calzada con una barrera de seguridad de madera.

Además, para la ejecución de la obra, también se ha contratado un técnico cualificado en construcción de pared seca para restaurar todos los muros que se han tenido que modificar por el nuevo trazado, según se establece en el BOE 335, de 24 de diciembre de 2020. De hecho, se destina un 20% del presupuesto total de la obra solo para la partida de pedra en sec.

La carretera de ses Salines a la Colònia de Sant Jordi se abrirá al tráfico en septiembre