sábado. 20.07.2024

La Semana Santa se cierra con cifras récord, tanto de ocupación hotelera como de precios, con llenos totales en las islas, las zonas costeras y en las capitales más vinculadas a las procesiones.

Las elevadas temperaturas, impropias de esta época del año, han ayudado a llenar las playas, hoteles, restaurantes e incluso las estaciones de esquí, la mayoría de las cuales despiden así la temporada.

En seis comunidades -Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja- estas primeras vacaciones del año terminan este Lunes de Pascua, pero a falta de cerrar sus datos se han cumplido holgadamente las previsiones de hoteleros y agentes de viajes.

Las ocupaciones medias en los hoteles se han situado por encima del 80%, una vez que las reservas de última hora han completado las ya altas tasas de ocupación, y han alcanzado el 100% en lugares como Canarias, las costas peninsulares y los destinos ligados al turismo religioso, con Sevilla, Málaga, Toledo, Zamora o Valladolid, entre otros.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal, ha dicho a Efe que las ocupaciones de los primeros días de la semana se situaron entre el 65 y el 70%, para subir a una media del 95% en las fechas centrales (entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección). También los destinos de nieve se han situado en esos días centrales en ocupaciones próximas al 90%.

El vicepresidente ejecutivo de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), José Manuel Lastra, ha explicado en declaraciones a Efe que las cifras de la Semana Santa reflejan una recuperación total de la actividad respecto a los valores precovid, tanto en turismo receptivo como en emisor, y también lo ha hecho en términos de empleo, ya claramente por encima de entonces.

Los españoles han viajado tanto a destinos nacionales (islas, costas, y ciudades de procesiones) como a internacionales (capitales europeas, Egipto, Turquía, Caribe y Estados Unidos), entre los que también se están recuperando los países asiáticos, según CEAV.

La patronal de las agencias de viajes destaca igualmente que en el turismo procedente de otros países sigue fuerte la entrada de británicos, alemanes y franceses -los tres primeros emisores de turistas a España- y se detecta también una intensa recuperación de los mercados latinoamericanos, suizo y portugués.

Confebus, la patronal del transporte de viajeros por carretera, calcula que entre el viernes 31 de marzo y este lunes 10 de abril se han ofrecido 5,7 millones de plazas, con las ciudades costeras y estaciones de esquí en primeras posiciones.

Renfe aumentó la capacidad disponible en más de 40.100 plazas en sus trenes de servicios comerciales AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity a los destinos más demandados como Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana, con lo que ofrece cerca de dos millones de plazas.

Aena, por su parte, calcula que los aeropuertos españoles rozaron niveles de antes de la covid, con 60.498 vuelos programados de llegada y salida en este periodo, un 1,5% más que el año pasado y un 4,6% por debajo de la programación de 2019, que fue un récord histórico.

LOS PRECIOS CRECEN UN 19% SOBRE VALORES PRECOVID

A falta de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) lo confirme a finales de mayo, los precios de los hoteles seguirán la escalada que vienen registrando desde hace 21 meses, tal como reconocen la mayoría de las cadenas.

Los indicadores de precios son positivos para los hoteleros, con alzas de 19 puntos porcentuales en tarifa media (ADR, en inglés) sobre 2019 y de 21 puntos en el caso de la tarifa por habitación disponible (RevPAR, ene inglés), según Cehat.

Todas las grandes cadenas hoteleras señalan que están mejorando considerablemente las tarifas medias históricas, con crecimientos del ADR a doble dígito, más intensos incluso en los segmentos de lujo.

Las fuertes subidas de precios de los hoteles responden a la fortaleza de la demanda, dice Cehat, que insta a los clientes a reservar anticipadamente y conseguir descuentos. Admiten que tras la pandemia hubo un "cierto estrés de precios" que "no parece previsible que vayan a bajar".

La Semana Santa rompe récords en el turismo y mejora las cifras precovid