domingo. 21.07.2024

Entrevistamos a Alejandro Borrás, director de la Fundación Iberostar, sobre la Cátedra del Mar de Iberostar. Este proyecto destinará 48.500 euros en becas para impulsar la investigación de la ecología marina entre los estudiantes de la Universitat de les Illes Balears (UIB). Hasta doce proyectos se verán beneficiados de este programa cuyo convenio se firmó en 2018 y que desde entonces ha estado ayudando a estudiantes de grado, máster, doctorandos y doctorados.

 

-¿Cuál fue la motivación para la creación de la Cátedra del Mar de Iberostar y su programa de becas para la investigación de la ecología marina?

-La Cátedra del Mar se constituyó como un punto de encuentro y un espacio de enriquecimiento destinado a los diferentes actores involucrados en la preservación de nuestros mares y océanos. De esta manera, este proyecto reúne al ámbito científico, con el propósito de fomentar la investigación y la creación de conocimiento al que todo el mundo tenga acceso; al sector industrial, con el objetivo de promover la aplicación racional de los recursos marinos; y al ámbito académico, donde se impulsa la formación, educación y sensibilización de las futuras generaciones sobre la importancia de la conservación del mar.

 

Esta iniciativa se enmarca en el movimiento Wave of Change de Iberostar, dirigido a la preservación del medio ambiente y con especial atención a la salud costera. Así, la continuidad de esta colaboración representa el fruto de nuestros esfuerzos en términos de sostenibilidad. 

 

-¿Cómo ha evolucionado la colaboración entre la Fundación Iberostar y la UIB desde la firma del convenio en 2018?

-Desde la firma del convenio en 2018, hemos apoyado a un número cada vez mayor de estudiantes de la UIB, impulsando sus proyectos de investigación, conservación y gestión del medio marino. Paralelamente, hemos mantenido e incluso incrementado el apoyo económico otorgado, con el objetivo de ampliar aún más el alcance de nuestra ayuda.

Este año, hemos asignado un total de 48.500€ en becas destinadas a proyectos de Trabajo de Fin de Grado (TFG), Trabajo de Fin de Máster (TFM), estudiantes de doctorado y doctorandos, quienes aún se encuentran en el proceso de inscripción de sus proyectos para que nuestro comité de evaluación los analice en las próximas semanas.

 

Además, a lo largo de estos años, desde la Cátedra del Mar hemos apoyado diferentes proyectos e iniciativas de investigación de ecosistemas costeros y marinos en colaboración con la UIB.

En este sentido, me gustaría destacar el "Proyecto Coastal Health Monitoring Scheme", a través del cual un grupo de estudiantes del Máster de Ecología Marina de la UIB han creado una red de 50 estaciones de monitoreo con el fin de establecer un seguimiento base de los principales bioindicadores del estado de salud de los ecosistemas bentónicos litorales en nuestras islas, y así definir los valores base para la definición del estado de salud de la costa. De estas estaciones, 7 están frente a hoteles Iberostar, con lo que dicha información se comparte con el equipo de Coastal Health de la compañía.

 

-¿Cuáles son los objetivos principales de la Cátedra del Mar en términos de apoyo a la investigación marina?

-Cuando diseñamos y pusimos en marcha la Cátedra del Mar lo hicimos con la vista puesta en tres objetivos fundamentales que prevalecen en la actualidad. 

Por un lado, la promoción de la formación especializada en todos los ámbitos relacionados con la investigación, gestión y conservación del medio marino.

Además, creemos que es también clave impulsar la investigación en el campo de la ecología marina y disciplinas afines, facilitando la creación de nuevos grupos de investigación y la capacitación de personal investigador altamente especializado.

Por último, esta Cátedra busca también fomentar la transferencia de conocimiento a través de la elaboración de estudios focalizados en los desafíos ambientales que enfrentan las empresas turísticas en el entorno marino. Asimismo, organizamos cursos, conferencias, seminarios y mesas redondas para promover el uso sostenible de los recursos marinos y concienciar a la sociedad sobre la crucial importancia de la conservación del mar.

 

-¿Qué impacto ha tenido hasta ahora el programa de becas en los estudiantes de la UIB que participan en proyectos de investigación marina?

-El programa se concibió con el objetivo de generar un impacto significativo en la trayectoria académica y profesional de los estudiantes de la UIB, y en cada edición, hemos cumplido con esta misión. Nos ha impresionado la calidad de las candidaturas presentadas, lo que en algunos casos nos ha llevado incluso a aumentar el número de premios para reconocer el esfuerzo y la excelencia de los proyectos.

Hasta la fecha, no solo hemos logrado dar visibilidad a estas iniciativas, sino que también hemos facilitado estancias de movilidad en centros de investigación, especialmente para los doctorandos, para enriquecer sus investigaciones y experiencias académicas.

 

-¿Qué tipo de proyectos de investigación marina se han beneficiado de estas becas? ¿Puede proporcionar ejemplos concretos?
 

-Hasta la fecha, 45 proyectos han sido becados a través de este programa, y en el curso actual, daremos apoyo a otros 12 más. Hemos recibido una amplia variedad de solicitudes, abarcando numerosos temas de relevancia en esta área.

Entre los proyectos ganadores, hemos presenciado análisis e investigaciones sobre temas tan diversos como la posidonia, estudios sobre especies invasoras como el cangrejo azul americano, el atún o las medusas, así como el impacto de los micro plásticos en el océano, entre otros temas igualmente apasionantes y relevantes.

 

-¿Cuál es el proceso de selección de los estudiantes que reciben estas becas y cómo se determinan los proyectos de investigación que se apoyan?

-Los proyectos presentados deben siempre alinearse con las tres líneas de acción del movimiento Wave of Change de Iberostar, que son:

Mejora de la salud costera: Esto incluye trabajos que proporcionen indicadores y/o contribuyan a comprender la labor de conservación y la evolución de nuestros ecosistemas litorales, tanto marinos como terrestres.

 

Pesca sostenible: Se promueve el apoyo a proyectos que se enfoquen en prácticas pesqueras sostenibles y la preservación de los recursos marinos.

Promoción de la economía circular: Esto abarca iniciativas relacionadas con la innovación en modelos de recuperación de basura y residuos marinos, así como el aprovechamiento y la valorización de materiales para brindarles un nuevo propósito.

 

A partir de estos criterios, se constituye un comité de selección encargado de analizar y evaluar las candidaturas presentadas. El propósito de este comité es asegurar la imparcialidad y la transparencia en el proceso de adjudicación de los proyectos.

 

-¿Cómo se espera que la inversión de 48.500 euros en becas contribuya al avance de la investigación en ecología marina en las Islas Baleares?

-Una gran parte de los proyectos presentados guardan una estrecha relación con los desafíos que se plantean en la zona costera de la región, debido a la implicación geográfica de los estudiantes a las islas. Al destacar y dar visibilidad a estos temas, ampliamos el impacto potencial de estos proyectos y la viabilidad de su implementación en nuestras costas. De manera directa o indirecta, este programa aspira a contribuir activamente a la conservación de nuestro mar, promoviendo la ejecución de proyectos que puedan materializarse en nuestro entorno y, eventualmente, servir como modelos replicables en otros lugares.

 

-¿Qué otros programas o iniciativas están planeados o en marcha para promover la conservación y el estudio de los ecosistemas marinos en la región?

-Actualmente nos encontramos inmersos en un evento en el que estamos trabajando desde la Fundación, a través de la Cátedra del Mar Iberostar, los próximos 18 y 19 de octubre en la Universitat de les Illes Balears: las Jornadas sobre Restauración de Ecosistemas Azules en las Islas Baleares. El propósito central de esta iniciativa radica en fomentar la restauración de los ecosistemas marinos y costeros en las Islas Baleares, en concordancia con la legislación vigente que regula el Registro Balear de la Huella de Carbono.

 

Estas jornadas tienen como objetivo principal servir como un espacio de encuentro y colaboración para diversos actores, incluyendo representantes del sector público, sector privado y la comunidad académica universitaria. Con un enfoque multidisciplinario, se abordarán temas que contextualicen las tendencias internacionales relacionadas con la restauración de ecosistemas marinos y costeros.

Además, se presentarán proyectos de restauración específicos que están en marcha en las Islas Baleares y se dará a conocer el progreso científico y tecnológico relevante en el ámbito de la restauración y la compensación de emisiones.
 

-¿Qué desafíos o dificultades han enfrentado en el desarrollo y ejecución de la Cátedra del Mar y su programa de becas?

-Nuestra relación con la UIB es extremadamente positiva, y desde la firma del convenio, hemos cosechado resultados sumamente fructíferos. Un ejemplo claro de ello es el lanzamiento de la quinta edición de nuestro programa, que ha brindado innumerables satisfacciones y que nos motiva a continuar apoyando e inspirando a un número cada vez mayor de estudiantes a participar.

 

Para nosotros, la promoción de la salud costera es uno de los pilares fundamentales de nuestras metas sostenibles a nivel empresarial. Esperamos que estos estudiantes se conviertan en el epicentro y el motor impulsor de nuestro movimiento Wave of Change, comprometiéndose activamente en la resolución de los desafíos sociales a los que todos debemos dedicar nuestros esfuerzos.

 

-¿Cuáles son los planes futuros de la Cátedra del Mar de Iberostar y la Fundación Iberostar en relación con la investigación marina y la educación en este campo?

-Nuestra estrategia se orienta hacia el crecimiento continuo y el fortalecimiento progresivo de nuestro programa de becas en cada nueva edición. Mantenemos un compromiso firme en impulsar y potenciar estos proyectos, que demuestran ser verdaderamente beneficiosos para la preservación de nuestros mares y costas.

Nuestra aspiración es que, de manera gradual, este esfuerzo contribuya de manera significativa en la sensibilización sobre la importancia de proteger la ecología marina. Tanto es así que nuestra intención es replicar este modelo de cátedra en otros países en los que estamos presentes para que estudiantes de todo el mundo se puedan nutrir mutuamente de este conocimiento.

De esta manera, esperamos potenciar el talento de las siguientes generaciones para que puedan contribuir a la búsqueda de soluciones para los ecosistemas y zonas costeras frente al cambio climático no solo en Baleares, sino más allá de nuestro país.

Alejandro Borrás: “La promoción de la salud costera es una de las metas sostenibles a...