miércoles. 10.08.2022

La población de Mallorca se ha visto considerablemente incrementada durante estos últimos años, rozando ya el millón de habitantes. Sin embargo, estos datos no reflejan la verdad inmobiliaria de la zona: más de 13 millones de personas visitan Mallorca al año, de los cuales una parte important son extranjeros que poseen residencia propia. Ni siquiera durante la pandemia se ha frenado esta demanda de vivienda sobre todo de nivel medio y alto. Es más esta demanda ha crecido y se prevé que lo siga haciendo en los próximos años.

 

Veamos, a continuación, las ventajas que tiene vivir y también trabajar en Mallorca, ya sea de forma continua o intermitente.

 

UN SISTEMA INMOBILIARIO EN ALZA. Desde hace más de una década y tras proyectos tanto nacionales como internacionales, la construcción de hogares en Mallorca ha aumentado de forma considerable fruto de una demanda sobre todo de ciudadanos europeos pero también de españoles. Siempre sin estropear la belleza natural de la isla, son muchas las casas y villas con impresionantes vistas que puedes encontrar ya que puedes encontrar una gran variedad de obra nueva en Palma de Mallorca que se ha ejecutado en los últimos años al amparo de la revalorización de los precios.

Son muchas las posibilidades que hay para adquirir una vivienda y con la expectativa de que esta propiedad se revalorice en los próximos años, lo cual nos da una idea de que poder realizar esta compra es un buen negocio a medio y largo plazo.

 

PAISAJES DE ENSUEÑO. Mallorca posee playas de agua turquesa maravillosas y verdes pinedas. Las carreteras y rutas no alquitranadas dan la vuelta a la isla, dándote la capacidad de hacer el tour de Mallorca y disfrutar de su belleza. Pocos lugares te dan la posibilidad de disfrutar de la playa y de la montaña en el mismo día y con distancias relativamente cortas. Tener una residencia en Mallorca te ofrecerá un amplio abanico de actividades al aire libre para todos los públicos y edades.

 

UNA COMUNIDAD COSMOPOLITA. Como hemos dicho precedentemente, Mallorca es el lugar de residencia de un gran número de extranjeros. Efectivamente, son muchos los alemanes, ingleses o franceses que deciden comprar casas o chalets en la isla para pasar sus años dorados de la jubilación, o como segunda residencia, una vacacional, donde traer a sus familias para que tanto los mayores como los más pequeños disfruten de las ventajas del buen clima de Mallorca.

 

Se trata de gente tranquila, que adora la paz y la serenidad, ya que las culturas inglesa, alemana y francesa hacen de ellos gente menos ruidosa y amigable. Tener como vecinos tanto a españoles como a extranjeros harán de tu vida algo más cosmopolita y darán a tus hijos nuevos valores. Además, la isla se ha adaptado, tanto lingüística como culturalmente, al cliente extranjero, así que aprenderás idiomas y datos sobre formas de vivir nuevos que te harán una persona más sabia y multicultural.

Pero no solo eso, Palma y Mallorca se han convertido

 

UN LUGAR EXCELENTE PARA TRABAJAR. La pandemia aceleró de forma notable el denominado teletrabajo cambiando el planteamiento de muchas empresas. Además la proliferación de profesiones que se pueden ejecutar desde casa ha multiplicado las posibilidades de Mallorca para trabajar simplemente disponiendo de una buena linea de internet. Además la conectividad aérea de la isla con media Europa, que poco a poco se va recuperando, hace que sea extremadamente facil ir y venir desde muchísimos paises a pasar temporadas o incluso unos días a la semana.

 

DEPORTE, ACTIVIDADES Y CLIMAS PARA TODOS. En verano, primavera e incluso en otoño podrás disfrutar de las hermosas playas, mientras que en invierno podrás gozar de la nieve en el Puig Major de la Serra de Tramuntana, pico de la isla. Ello conlleva un número de actividades elevado a lo largo de todo el año. Muchas familias optan cada vez más por adquirir residencias que puedan disfrutar también en invierno, y deciden pasar allí fin de año, pues ciudades como Palma de Mallorca ofrecen un sinfín de posibilidades festivas para esas fechas. Resulta por lo tanto interesante poseer un domicilio en Mallorca para poder gozar durante todo el año de las oportunidades de la isla balear. La situación geográfica de la isla, así como su clima, te permitirán practicar deportes acuáticos, escalada, esquí, canyoning, etc.

 

EL TIPICISMO DE MALLORCA. Como todo rincón español, Mallorca tiene sus propias tradiciones y vivencias que te encantarán. Ya sea por su gastronomía, que tiene puntos en común con la catalana, como el pà amo tomàquet (o ama oli), o el arròs brut, aportando platos únicos como el tumbet o el trepó, y obviamente, la típica sobrasada de Mallorca; tanto si es por las callejuelas entrañables de los pueblos de la isla, Mallorca tiene un aspecto entrañable que atrae. Pasea por los pequeños mercados de los pueblos y conoce la verdadera esencia balearica, donde apreciarás que sus habitantes son de lo más acogedores. Disfruta de vistas típicas en Mallorca, como lo son paisajes naturales con áreas de población con casas blancas y ventanas verdes. Te dejarán anonadado.  

 

UN LUGAR DONDE ABRIR UN NEGOCIO. Teniendo en cuenta que el precio de los bienes inmuebles y que el turismo es el principal motor económico de la isla, Mallorca es uno de los polos más atractivos en cuanto a abrir un negocio se refiere. Todos sabemos que abrir un negocio es un salto de fe y que ello conlleva sacrificio y riesgo, sin embargo, ese riesgo se ve reducido en Mallorca, pues al ser uno de los principales centros de acogida de turistas de España, podrás llevar a cabo tus planes profesionales con una tranquilidad añadida. Aquí de nuevo podría operar una inmobiliaria en Mallorca para poder iniciar los trámites desde tu ciudad con toda facilidad. Si has pensado en ser tu propio jefe, ¿porqué no hacerlo en una ciudad que te ofrece más posibilidades de éxito?

 

¿Aún no tienes ganas de irte a vivir a Mallorca? Ya sea de forma permanente como periódica, tienes la posibilidad de adquirir una residencia (principal o secundaria) en una de las regiones más bonitas del país. Si ya has ido de vacaciones, sabrás de qué te estamos hablando, y seguro que más de una vez has pensado en volver, pero entonces interviene el problema de los hoteles. No dependas de nadie y date a ti y a tu gente la posibilidad de poder disfrutar de todo aquello que te da Mallorca, todas las veces que quieras. Al fin y al cabo, debemos hacer que nuestra vida se componga de aquellos momentos inolvidables que nos hicieron, y nos hacen, felices.

Vivir y trabajar en Mallorca; una combinación perfecta
Comentarios