miércoles. 05.10.2022
TECNOLOGÍA

Crece la demanda de cines particulares un 40% en Mallorca tras la llegada del covid 

Compañías como Espacio Scena, radicada en Palma, han registrado un aumento en las instalaciones tanto para nuevas construcciones como para reformas

Los diseñadores y arquitectos de viviendas han estado incorporando extravagantes cines privados en grandes mansiones durante años, y la tendencia está creciendo tan rápido que los agentes inmobiliarios están descubriendo que los compradores esperan comodidades de lujo en todas las nuevas construcciones, sobre todo tras el covid, que ha hecho crecer esta necesidad, y no solo en el sector lujo.

 

Su crecimiento no es de extrañar teniendo en cuenta la situación actual. El número de espectadores en el cine ha caído de los 105,5 millones de 2019 a 28,2 millones en 2020. El teatro también ha experimentado un gran retroceso, con un desplome del 62%. De forma paralela, el número de suscriptores a plataformas de televisión en streaming, como Netflix, se ha disparado. La compañía ahora tiene más de 200 millones de abonados, más del 30% desde 2019.

 

Otro de los grandes damnificados en el sector del ocio han sido las salas de cine, que han estado cerradas durante meses. O la restauración. El número de bares y restaurantes ha caído en un año un 27%, pero al mismo tiempo, ha crecido la demanda de comida a domicilio de la mano de empresas como Glovo y UberEats. 

 

Sin duda, cada vez hacemos más vida dentro de casa, debido a las restricciones y el miedo a los contagios. Los españoles nos conectamos más a Internet que nunca, como demuestran los datos del estudio Escenario Digital Post-Covid, que analizó por parte de de GfK España la evolución del consumo digital en nuestro país durante 2020 y las tendencias del consumo digital para los próximos meses. Como consecuencia, los consumidores cada vez más se preocupan de hacer de su vivienda un espacio cómodo. 

 

Compañías como Espacio Scena indican que han notado un aumento en las instalaciones de cines en las viviendas después de la llegada del covid, tanto para nuevas construcciones, como para reformas de instalaciones. 

 

Con ello, la empresa no pretende decir que las casas más ostentosas se están convirtiendo en algo común, sino que los hogares de clase media están invirtiendo cada vez más en productos tecnológicos para recrear la experiencia del cine en casa, con mayor comodidad, y distancia social. 

 

El equipo es experto en crear salas de cine en viviendas, radicada en Palma de Mallorca. Cuenta con más de 15 años de experiencia y un equipo profesional formado por ingenieros, arquitectos, diseñadores y técnicos altamente cualificados para dar forma al interiorismo tecnológico.

 

La empresa asegura que hay una apuesta clara por acondicionar las viviendas al ocio tras la llegada de la pandemia. La tendencia, dicen,” ya era ascendente desde la aparición de las plataformas por streaming de alta calidad con Netflix o HBO, pero sin lugar a dudas el covid ha provocado un aprecio a la casa y al ocio interior”, ya que se quiere disfrutar más de la misma.

 

Desde Espacio Scena explican que básicamente existen tres tipos de diseños de salas de cine, los cuales siempre se adaptan a cada necesidad, pero que siguen una tónica general. 

 

El cine exterior, es un cine muy peculiar donde se compagina la experiencia cinematográfica con el lujo del clima Mediterráneo. Muchos clientes se decantan por esta opción para no tener que elegir entre el sonido impactante y la majestuosidad de un atardecer. 

 

En este tipo de cine se necesita un proyector con alta luminosidad para poder alargar las máximas horas posibles y no centrarse solamente en la franja nocturna. Del mismo modo el sonido exterior siempre tiene que potenciar los subgraves dado que en espacios abiertos se pierden mucho. La idea es que el cliente no conciba la diferencia entre la imagen y el sonido del cine exterior con el de interior.

 

El Cine Dedicado es experimentar con todos los sentidos, creando una sensación cinematográfica cercana a la realidad. La sala tiene que ser dedicada. Se debe acondicionar acústicamente y luminosamente, teniendo el control de cualquier sonido o destello para poder crear sensaciones extraordinarias acordes con la expectativa del cliente. 

 

El Home Cinema, por otro lado, busca el híbrido entre un salón convencional y una experiencia cinematográfica. Se suele fundamentar en una pantalla de televisión grande o una pantalla de proyección eléctrica; los altavoces principalmente vistos deben encajar con el diseño del salón. 

 

En esta opción la calibración mediante micrófonos profesionales y analizando la respuesta sonora de la sala es más importante que nunca, ya que no se ha podido acondicionar acústicamente la sala, lo que se debe hacer de forma electrónica y de forma muy precisa.

 

Realmente, “el cine dedicado es la gran estrella” de este boom, según dicen desde Espacio Scena. Los proyectores para hacer Home Cinemas están un poco más en desuso gracias a los televisores, cada vez de mayor tamaño. 

 

Desde el equipo, explican que el cine exterior o interior en las viviendas, “es un producto que sorprende mucho y que la gente disfruta con muchísima ilusión”. Un concepto para toda la familia, desde los más pequeños, que pueden ver una película de Disney con todas las comodidades o jugar con la PlaySation, a los mayores viendo un partido de fútbol o una buena serie de Netflix.

 

 

Los cines en las viviendas presentan pantalla grande, sonido de calidad y una experiencia más placentera que al ir a una sala. Según su experiencia, “en las habitaciones es donde el cliente más apuesta” al escoger los equipos.

 

En este caso, desde Espacio Scena aconsejan a sus clientes un buen sistema de sonido, pero con una televisión, para un disfrute más independiente de las horas de luz, algo que se agradece, ahora que estamos más tiempo en casa que nunca.

Crece la demanda de cines particulares un 40% en Mallorca tras la llegada del covid 
Comentarios