jueves. 23.05.2024

Barceló Hotel Group prevé un verano "magnífico", que va ser récord y mejor que el de antes de la pandemia", con una subida de precios en sus establecimientos en España más moderada que el año pasado de entre un 6% y un 7%, según su consejero delegado para Europa, Oriente Próximo y África (EMEA), Raúl González.
 

Con la subida de este año, los precios de la cadena mallorquina se sitúan un 20% por encima del nivel de 2019 en España, fruto tanto de la inflación y el incremento de costes como de la mejora del producto tras las reformas acometidas, ha explicado este miércoles en un encuentro con periodistas.
 

De momento, la demanda se adapta al precio y las ocupaciones son mejores que las del pasado año, y aunque el ritmo de reservas se ha ralentizado y, a día de hoy, el grupo está por debajo de los presupuestos previstos para agosto, González está convencido de que, al final, se superarán sin problemas.
 

González ha desvinculado la desaceleración de las reservas que se está observando de la convocatoria de elecciones generales, ya que su ritmo empezó a ralentizarse dos semanas antes de que se anunciara su adelanto para el 23 de julio.
 

En el caso de Barceló, la convocatoria electoral no ha supuesto una paralización de las reservas, ha asegurado.
 

El crecimiento de volumen de reservas se ha reducido desde un 8-9% respecto a 2022 hasta un 4-5%, por lo que siguen creciendo, pero menos, ha matizado el directivo, que no ve de momento la llegada de la tormenta augurada.
 

España es uno de los mercados que mejor está funcionando para la hotelera a nivel europeo y el RevPar (ingreso por habitación disponible) y la ocupación en general están subiendo y da la impresión de que seguirán haciéndolo en los próximos meses.


El sur de Europa tiene un comportamiento algo mejor que el norte, donde la recesión en Alemania hace que el RevPar de los hoteles en este país esté por debajo del nivel de 2019.
 

El Caribe sigue yendo bien, aunque hay un problema de márgenes por tipo de cambio, algo que González espera que sea coyuntural.



APUESTA POR UN MODELO DE GESTIÓN EN PROPIEDAD

Barceló sigue creciendo y apostando de forma decidida por un modelo de gestión basado en la propiedad, por lo que "es normal que vamos a comprar algunos hoteles más", ha indicado.
 

"Si no tienes deuda, generas 400 millones y destinas 100 millones a capex (inversiones en bienes de capital), te quedan 300 millones para invertir en algún sitio", que el grupo vea más rentable, ha agregado.
 

La compañía está trabajando en varias líneas, una de ellas es la compra de algún activo individual con un buen precio y que dé un buen retorno, y otra, a través de una 'joint-venture' con un socio local en países con menor posicionamiento, para poder crecer en masa crítica.
 

Las operaciones que la hotelera tiene a la vista son todas "bastante lógicas", ha dicho González, para añadir que, en España, los precios están muy caros, por lo que "habrá algo menos de operaciones de compraventa".
 

El objetivo del grupo que, en estos momentos, cuenta "con más propiedad que nunca", no es ser más grande, sino más fuerte y sólido, buscando siempre un equilibrio entre el peso de la parte patrimonial, el de la gestión y el del alquiler dentro de su cartera, que, a cierre de 2022, era del 29%, del 27% y del 44%, respectivamente.
 

Cada zona geográfica tiene un modelo distinto, siendo en Estados Unidos casi todos sus hoteles en gestión, y en el Caribe, prácticamente el 100% en propiedad.
 

Aunque no hay intención de cambiar de modelo, González cree que al ritmo de crecimiento actual del grupo, la ratio de propiedad caerá un poco. 

Barceló reafirma su apuesta por seguir invirtiendo en la compra de nuevos hoteles