lunes. 22.07.2024

PIMECO exige al Govern que modifique o que cancele el acuerdo que limita la llegada de cruceros a Palma para esta temporada y la que viene. La patronal del pequeño y mediano comercio de Mallorca lanza un mensaje de SOS: “El turista que viene a la isla no visita Palma en los meses de calor, solo lo hace en los días nublados. La ciudad no tiene visitantes, es un desierto y los comercios sobreviven gracias a los cruceristas y a los pocos días nublados que nos deja el verano que es cuando se animan los turistas y también los residentes a salir a comprar” afirman desde PIMECO. 

 

PIMECO solicita poder formar parte de las reuniones entre Govern y CLIA para discutir la limitación de los cruceros ya que son la parte más afectada de esta cuestión. "Aún estando en contra de la limitación, creemos que se puede mejorar mucho el acuerdo realizado por el anterior ejecutivo, que no tuvo participación de las partes afectadas ni ningún estudio económico que avalase y justificara el acuerdo” señalan los comerciantes. 
 

Desde PIMECO lanzan una serie de preguntas en relación a la limitación de cruceros. Así se cuestionan "¿Por qué el amarre de un crucero, si este se va a las tres de la tarde, no puede ser ocupado por otro?

También plantean indirectamente una serie de cambios como por ejemplo que los cruceros que funcionan con combustibles verdes queden exentos de la limitación de 3 al día. "Esto fomentaría la energía verde" asegura la patronal.

De la misma manera proponen que los cruceros se limiten por número de pasajeros embarcados y no por número de camas disponibles. Además indican que en el caso de un crucero de gran tamaño con base en Palma y cuyos pasajeros no bajan a visitar la ciudad, que se plantee que venga otro de tamaño parecido en tránsito.
 

Según la patronal, la demonización de este tipo de turismo está basada en dos premisas fundamentales: la medioambiental y la de una supuesta saturación de Palma.

Con respecto a la primera, un informe de la calidad del aire realizado por Autoridad Portuaria de Baleares en 2020 demuestra que las emisiones que generan los cruceros en Palma no son un problema para la salud de las personas. En Barcelona, su exalcaldesa Ada Colau afirmó lo mismo en una entrevista en TVE hace unos meses. 
 

Respecto a la supuesta saturación de Palma, no está basada en ningún estudio científico independiente. Según PIMECO, se puede pasear por el centro de la ciudad sin problema alguno. Palma nada tiene que ver con ciudades como Amstedam, Venecia o Dubrovnik . En Palma los cruceros atracan a 4 kilómetros del centro y se acercan a la ciudad de forma escalonada en trasporte público. “Aqui no tenemos el efecto salida estadio de futbol” dicen desde PIMECO. 
 

Según Pimeco "La afluencia de turistas contribuye a una reanimación de nuestra economía, dañada con motivo del COVID, la inflación, la subida del Euribor o la guerra de Ucrania, entre otros factores. Es una temeridad continuar con la limitación de cruceros o limitar otros tipos de turismo sin antes tener garantizado un futuro para nuestra sociedad señalan desde la patronal".

Pimeco exige al Govern que relaje o elimine el acuerdo de limitación de cruceros en Palma