sábado. 26.11.2022
ENTREVISTA

Csaba Boda: "Esta temporada turística es una montaña rusa constante"

El director general de Cap Vermell Gran Hotel destaca el éxito que está teniendo el restaurante japonés Roka

En una temporada turística tan atípica como la que vivimos a causa de la pandemia hay establecimientos turísticos que intentan innovar y apostar por la calidad y la diferenciación. Este es el caso de Cap Vermell Gran Hotel en Canyamel que este verano ha conseguido traer a Mallorca de forma temporal a Roka, una de las marcas de cocina japonesa más prestigiosas del mundo. Hablamos de ello y del momento del hotel con su director general, Csaba Boda.

 

-¿Como se gesta en traer el restaurante Roka a Mallorca y más en concreto a Cap Vermell Gran Hotel?

-Cuando abrimos el hotel en 2016 ya teníamos como idea de que no fuera un hotel típico. El diseño es como un pueblo mallorquín, con una plaza en el centro y a su alrededor tenemos toda la vida pública con los diferentes restaurantes. Desde el primer momento apostamos por crear un destino culinario. Hasta que hace tres años abrimos VORO con Alvaro Salazar y su equipo, un restaurante con estrella Michelin.

Hasta ese momento tuvimos un restaurante asiático donde ofrecíamos platos de diferentes países y cultura pero era un restaurante más formal y elegante y entendimos que demasiado formal en un resort como el nuestro es demasiado.

Empezamos a pensar como podíamos ofrecer una experiencia asiática con ambiente más ligero, joven y vivo y así llegamos a Roka. La empresa Azumi que explota la marca Roka es muy conocida. Además el año pasado Roka gano el premio como mejor japonés de Medio Oriente y allí arranca todo. Desde entonces luchamos por traerles a Mallorca y crear esta experiencia que hasta ahora solo existía en Londres y Dubai. Somos el tercer destino que lo ha conseguido.

 

"Desde el primer momento apostamos por crear un destino culinario"

 

-¿Cómo ha sido la acogida del restaurante?

-Impresionante. Mucho más de lo que esperábamos. Desgraciadamente no podemos llegar a la capacidad total de aforo por las restricciones y nos vemos obligados a rechazar reservas para días concretos. Hay un límite pero podemos decir solo dos semanas después de la apertura tenemos lleno prácticamente cada noche y el ambiente es espectacular.

 

"La acogida del restaurante Roka ha sido impresionante;  tenemos lleno prácticamente cada noche"

 

-¿Qué tipo de cliente es?

-Se trata de un 70% de residentes y fuera del hotel y un 30% de los huéspedes de Cap Vermell Grand Hotel. Es un tipo de cliente exigente que le gusta la calidad, muy fan de la gastronomía y de vivir experiencias diferentes.

 

-Hasta no hace mucho los hoteles de Mallorca vivian mucho hacia adentro por y para los clientes y ahora ha cambiado la cosa abriéndose mucho a clientes de fuera. Vosotros tenéis ya mucho adelantado en este camino. ¿No?

-Cap Vermell Estate está abierto a todo el mundo. Es un destino con muchas actividades. Queremos que nuestros huéspedes, independientemente de si son clientes del hotel o residentes de fuera, puedan disfrutar de las instalaciones. Es el concepto que intentamos introducir en nuestro Serenitas Spa, en el Cap Vermell Country Club y obviamente en nuestros restaurantes.

Es cierto que los residentes tienen aún un poco miedo a entrar en hoteles para consumir, especialmente si es un hotel de cinco estrellas gran lujo. Esto lo queremos romper. Es igual nuestra categoría. Somos un resort en el que todo el mundo es más que bienvenido más allá de si se alojan o no aquí.

 

"Los residentes tienen aún un poco miedo a entrar en hoteles para consumir y esto lo queremos romper"

 

-¿Cómo valoráis la presente temporada con todos los problemas que ha acarreado aún la pandemia en el turismo y cuáles son las perspectivas?

-El panorama es muy complicado. Si hasta ahora siempre hemos hablado de que las reservas nos entraban en el último minuto ahora podemos decir que se hacen en el último segundo. Ahora se hacen reservas de un día para otro porque los clientes no saben que va a pasar. Esta situación impide realizar cualquier tipo de planificación. 

Creíamos que la temporada iría adelante y empezamos bien. Inglaterra y Alemania levantaron las restricciones pero después volvieron. Esta temporada turística es una montaña rusa constante y nos toca luchar y reponernos

 

-A priori parece que tienen un turista de alto nivel que puede que no sea tan sensible a todos estos vaivenes. ¿No?

-Este tipo de turista que no tiene tanta pereza a las restricciones y las pruebas es un turismo de inicios y finales de temporada. Esperamos que en septiembre vuelva. Lo que pasa es que junio julio y agosto son meses de turismo familiar. Aunque los padres quizás puedan permitirse una cuarentena a la vuelta a casa, cuando tienen que viajar con niños hacen otro planteamiento. Por eso muchas familias prefieren no viajar ya que no les compensa.

En primavera y otoño vienen turistas de más edad. Suelen ser ciclistas, golfistas y excursionistas que quieren descubrir la isla y viajan en pareja o con niños mayores y ellos se pueden permitir estas restricciones.

 

-¿El hotel seguirá abierto todo el año?

-Este va a ser el primer año en el que cerraremos en invierno por varios motivos. El primero de ellos es la pandemia porque en general es difícil operar un hotel en temporada baja pero ahora aún más. Es inviable.

En invierno nuestro negocio cuenta con grupos y eventos. Ahora este negocio ha desaparecido completamente. Ninguna agencia organiza este tipo de viajes Sin estos grupos no hay suficiente demanda de clientes individuales. Nadie sabe que nos traerá el futuro.

 

"Este va a ser el primer año que cerraremos en invierno"

 

-Si tuviera que destacar cuales son las principales fortalezas de Cap Vermell Hotel Grand Hotel ¿Cuales serían?

-Tenemos dos aspectos principales a destacar. Por una parte como ya hemos hablado tenemos nuestra oferta gastronómica y por otra nuestras instalaciones de conferencias y eventos que son únicas en la isla y seguramente en el Mediterráneo. No hablo de las salas en sí mismas sino del equipamiento, las terrazas, el hecho de que todas las salas tengan su cocina. Hay gran variedad de eventos que podemos organizar y a los que ofrecer servicio.

Csaba Boda: "Esta temporada turística es una montaña rusa constante"
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad