jueves. 25.07.2024

El Consell de Govern, ha aprobado el proyecto de ley de presupuestos generales de las Illes Balears para el año 2024, que se han establecido en 7.320,70 millones de euros. En los próximos días iniciará la correspondiente tramitación parlamentaria para aprobarse definitivamente antes de que finalice el 2023, entrando en vigor así el 1 de enero de 2024.

Esta cifra representa un aumento de 187,30 millones (2,6%) en comparación con la aprobada para el ejercicio 2023. El presupuesto no financiero, al que el Parlamento dio luz verde el pasado martes 7 de noviembre, asciende a los 6.365,50 millones (418 millones más, un 7,03%), y el presupuesto financiero, que servirá para financiar deuda, se sitúa en los 955,20 millones (un descenso de 230,70 millones frente a los presupuestos de 2023, una caída del 19,5%).

El gasto social, el destinado a Educación, Salud y Servicios Sociales, será el más alto de la historia, superando en 219,7 millones de euros el de 2023 (+5,7%) y, por primera vez, por encima de los 4.000 millones (4.060,1 millones, concretamente).

El presupuesto de Educación será de 1.353,8 millones de euros, 94,4 millones más que en 2023 (7,5%). Por lo que respecta al área de Salud, tendrá un presupuesto de 2.354,4 millones de euros, 113,3 millones más (5,1%). Por último, el presupuesto para los Servicios Sociales será de 351,9 millones de euros, 12 millones más que el actual ejercicio (3,5%).

Además, la financiación para los consells insulares también marca un nuevo máximo histórico, situándose en 581,1 millones de euros, un 5% más que en 2023 (+27,8 millones). Si se mira la distribución por islas, Mallorca recibirá 411,5 millones (+19 millones), Menorca 75,2 millones (+3,7 millones), Eivissa 82,3 millones (+4,5 millones) y Formentera 12,1 millones (+0,6 millones).


Por primera vez, el presupuesto de inversiones para 2024 superará los 1.000 millones de euros. Concretamente, se situará en los 1.154,2 millones, lo que representa un incremento de 156,6 millones (+15,7%) comparado con la cifra de 2023.

El Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) facilitará unas inversiones de hasta 136,07 millones de euros, que se distribuyen de la siguiente forma: 28 millones para la Conselleria de Presidencia y Administraciones Públicas; 26 millones para la Conselleria de Turismo, Cultura y Deportes; 7 millones para la Conselleria de Economía, Hacienda e Innovación; 10 millones para la Conselleria de Vivienda, Territorio y Movilidad; 25 millones para la Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural; y 40 millones para la Conselleria del Mar y del Ciclo del Agua.

Así, más de la mitad del ITS (50,7%) irá destinado a políticas de medio ambiente (inversiones en agua y medio natural, además de 4 millones para Menorca Reserva de la Biosfera, enmarcados en la Conselleria de Presidencia y Administraciones Públicas). Y, en el caso de la Conselleria del Mar y del Ciclo del Agua, se le deben añadir 86,27 millones de euros de un fondo finalista creado específicamente para proyectos relacionados con el ciclo del agua.

Por otra parte, el factor de insularidad transferido desde el Estado supone 103,82 millones de euros, que se dividen de la siguiente manera: 21,53 millones para la Conselleria de Educación y Universidades; 5 millones para la Conselleria de Economía, Hacienda e Innovación; 14,3 millones para la Conselleria de Familias y Asuntos Sociales; 24 millones para la Conselleria de Vivienda, Territorio y Movilidad; y 38,98 millones para el Servei de Salut de las Illes Balears (Ibsalut).


El proyecto de ley contempla la rebaja en el tramo autonómico del IRPF para las rentas medias y bajas, las menores de 30.000 euros, de un 0,5%. Esto afecta a 3 de cada 4 contribuyentes. Para las rentas mayores de 30.000 euros, la rebaja es del 0,25%.

En total, serán 45 millones de euros de ahorro anuales para los ciudadanos de las Illes Balears, y que continúa la hoja de ruta que se estableció el pasado julio con la eliminación y reducción del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (60 millones de ahorro anuales), y del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (15 millones de ahorro anuales).


El presupuesto no financiero prevé un escenario para 2024, por primera vez, de déficit cero, es decir, de equilibrio presupuestario. Además, el próximo año se estima reducir la deuda pública en 32,29 millones de euros (8.750,61 millones totales), si se compara con la previsión de cierre de 2023 (8.782,9 millones). Si se mira el volumen de deuda sobre el PIB, en 2024 se situará en el 24%, un 0,9% menos que la estimación de cierre de 2023. Ésta sería la cifra más baja desde 2012, cuando se situó en el 23,6%.

El primer presupuesto del Govern Prohens ascenderá a 7.320,7M€