domingo. 21.04.2024

La presidenta del Govern, Marga Prohens, ha asegurado este martes que "si hay una oferta que se tiene que reducir es la ilegal, que supone una competencia desleal para la oferta reglada y que perjudica la imagen y la calidad de las islas como destino" turístico.

 

El diputado de MÉS per Menorca Josep Castells ha preguntado a Prohens en el pleno del Parlament qué hará el Govern para revertir lo que tildan de un "desastroso desarrollo turístico, que propició el anterior Govern" y disminuir el número de plazas turísticas, y cómo lo hará en particular en Menorca, donde no hay bolsa de plazas.
 

"Gestionando, y no es sencillo después de 8 años con más plazas que nunca, más intrusismo, más actividad ilegal y más colapso de infraestructuras", ha respondido Prohens, que ha destacado que en ese período aumentaron un 25% las plazas turísticas de las islas.
 

Ha explicado que la propuesta del Govern en turismo "es el equilibrio y dar libertad a la iniciativa privada para crecer en los márgenes que marquen los consells", y aplicar estrategias desde la administración para reducir la oferta que no interesa, obsoleta y amortizada. "Avanzaremos en el cambio de uso, e incluso en la compra y demolición, y también contra la oferta ilegal con el aumento de inspección y con los cambios legales necesarios para poder actuar con más contundencia", ha añadido.
 

Castells ha advertido de que los datos son "engañosos", porque parte de esas plazas de las dos pasadas legislaturas "afloraron" con la nueva normativa "pero ya existían aunque eran alegales". El diputado del grupo mixto ha preguntado cómo se gestionará la saturación turística en Menorca y si se mantendrá la moratoria "o habrá barra libre".

"Barra libre en ningún sitio y para nadie, especialmente tampoco para aquellos a quienes intentaron proteger con la moratoria el anterior Govern", ha respondido la presidenta, que ha insistido en que "levantar la moratoria turistica no quiere decir crecer sin límites".

La presidenta considera la moratoria la fórmula más injusta "porque cierra el negocio turístico a unos pocos y castiga a los pequeños inversores y emprendedores y además ha provocado más oferta ilegal que nunca".
 

"Nos remangaremos para evitar que se traspasen los límites pero no yendo por la vía rápida de una moratoria que es intervencionista y perjudicial, sino con más transporte público, más inversión que nunca en el ciclo del agua y más lucha contra la oferta ilegal", se ha comprometido.
 

También el portavoz parlamentario de MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia, se ha interesado por la política turística del Govern y ha preguntado a Prohens cuántos millones de turistas deberían llegar a Baleares "para conseguir una sostenibilidad real".

Prohens ha advertido de que el debate "es mucho más complejo que esa cifra y depende de cómo se repartan los turistas durante el año, del reparto de flujos en el territorio entre las islas, del tipo de turista y de la capacidad de gestión del destino", y considera que la capacidad de carga de cada isla se ha de calcular con criterios técnicos y objetivos y "en ningún caso ideológicos ni sectarios".
 

Apesteguia ha subrayado que el año pasado se batieron todos los récords, con 18 millones de turistas y momentos con 1,5 millones al mismo tiempo, lo que supone "rebasar cualquier línea de sostenibilidad" y ha insistido en conocer la opinión de la presidenta de si 18 millones "es mucho, suficiente o poco".
 

Según el portavoz de MÉS suprimir la moratoria implica crecer por lo que es necesario saber hasta dónde y si el Govern piensa regular modalidades hasta ahora no reguladas.
 

Ha advertido de que en 2002 venían a Baleares menos de 10 millones de turistas y la comunidad era la número 46 en PIB en la UE; y que en 2023, con más de 18 millones, ocupó el puesto 110 del PIB. "Hemos duplicado turistas mientras caíamos en picado en riqueza, por no hablar de los efectos en derechos laborales, falta de agua, de infraestructuras y de servicio y la falta de calidad turística que conlleva la masificación", ha dicho Apesteguía, que ha animado a Prohens a sumarse "al decrecimiento".

Prohens ha reiterado que "levantar la moratoria no quiere decir crecer sin límite, ni siquiera quiere decir crecer, pero sí quiere decir oportunidades para todos y no para unos pocos".

"Si quisiéramos crecer sin límite no estaríamos trabajando con los consells para calcular la capacidad de carga de las islas", ha afirmado y ha defendido que el Govern "no improvisa" y levantará la moratoria recuperando los límites diferenciales para cada isla.

Ha reprochado al Govern del Pacto haber impuesto a los consells la obligatoriedad de decrecer en plazas sin atender a la realidad de cada isla y que hablaran de decrecimiento "en un despacho, con un sueldo seguro a fin de mes, que es muy hipócrita y muy egoísta".EFE

Prohens defiende reducir la oferta turística ilegal que daña el destino
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad