domingo. 14.08.2022
EMPLEO

Las empresas baleares de inserción contrataron a 76 personas en exclusión en 2015

Sesenta de ellos firmaron contratos de inserción y el 70% seguían contratadas al finalizar el año.
/img/periodico/img_10238.jpg

 

Las dos únicas empresas de inserción existentes en Baleares, la Fundación Deixalles y TIV Menorca, que promueven la integración laboral de personas en exclusión, dieron empleo a 76 trabajadores en 2015, de los que 60 firmaron contratos de inserción y el 70% seguían contratadas al finalizar el año.

 

En los cinco últimos años, en Baleares se han registrado 151 contratos de inserción laboral y 42 de esas personas siguen trabajando, según la memoria presentada hoy por la Fundación Deixalles, ha informado la entidad en un comunicado.

 

Deixalles, que proporciona un trabajo remunerado a las personas en situación o riesgo de exclusión social, así como formación y acompañamiento, ha detallado que formalizó 73 contratos el año pasado (los otros 3 fueron de TIV Menorca).

 

De ellos, 39 fueron de inserción, 18 en la modalidad de inserción para la formación y el aprendizaje, 12 contratos ordinarios y 4 de personal de la estructura de la entidad.

 

Las actividades que han llevado a cabo las personas empleadas son labores de selección y recogida de residuos, gestión de parques verdes (en santa María, Valldemossa, Porto Colom y Llubí), costura y gestión de residuos voluminosos.

 

La Fundación Deixalles ha creado 31 de los puestos de trabajo dentro de su propias áreas productivas, de manera que 15 personas han trabajado en el taller de ropa, 14 como operarios de residuos en Palma, Felanitx, Inca, la zona de Llevant, Ibiza, Sòller y Calvià, uno como operario de limpieza viaria en Esporles y otro operario textil.

 

En cuanto a los datos económicos, la cifra de negocios de Deixalles ha sido de 351.538 euros y ha percibido 15.016 euros en subvenciones.

 

Deixalles reclama una actualización y adaptación de la legislación autonómica, apoyo en la formación e información de las responsabilidades y obligaciones contempladas en la legislación actual de los servicios sociales y que se desarrollen líneas de ayudas públicas tal y como marca la Ley 44/2007, para que se puedan materializar las medidas de fomento para la inserción sociolaboral.

 

Reivindica además que se desarrolle un plan de acción y difusión para llevar a la práctica los dos acuerdos adoptados por el actual Govern que tienen relación con la inserción (el 18 de diciembre de 2015 y el 29 de abril de 2016), para garantizar la reserva de mercado para las empresas de inserción.

 

La memoria de Deixalles recoge entre las dificultades que han detectado para el desempeño de su actividad el desconocimiento de las administraciones públicas del modelo de empresa inserción y de los beneficios sociales que aporta.

 

También advierten del desconocimiento por parte de la administración de sus competencias y obligaciones respecto al procedimiento de contratación y seguimiento de los trabajadores de inserción.

 

Las principales dificultades son asumir los sobrecostes derivados de los procesos de inserción, como el coste de acompañamiento y la falta de productividad, así como lograr compaginar debidamente el plan de formación y de acompañamiento social con la actividad productiva de la empresa.

 

Las empresas baleares de inserción contrataron a 76 personas en exclusión en 2015
Comentarios