martes. 29.11.2022
TRANSPORTE

Los transportistas le declaran la guerra al Ayuntamiento de Sóller

Amenazan con dejar desabastecido el centro de la ciudad si el alcalde no facilita el acceso de los vehículos de mercancías
undefined

Los transportistas anuncian que el centro de Sóller quedará desabastecido a partir del próximo lunes 7 de noviembre si el alcalde no facilita el acceso a los vehículos de mercancías.

El Presidente de la Agrupación Empresarial del Transporte de Mercancías de Baleares, integrada en la FEBT, Ezequiel Horrach, considera inaudita la testarudez del alcalde de Sóller, Carlos Simarro, en mantener su postura unilateral y sin consenso con el sector, de prohibir el acceso de los vehículos de mercancías al centro de la localidad.

El Presidente de los transportistas de mercancías, que también actúa en nombre de la mayoría de las empresas de distribución de Sóller, insiste en su argumentación, y puesta en su día en conocimiento de Carlos Simarro, consistente en "el peligro que supone en materia de riesgos laborales que los conductores de mercancías deban operar largas distancias hasta llegar al centro transportando carretillas, cruzando las vías del tranvía o superando pendientes y calzadas rugosas de adoquines, en muchos casos impracticables. Además de poder sufrir otros riesgos por atropellos en vías de doble sentido y de intenso tráfico o por poderse provocar lesiones traumáticas al operar en dichas circunstancias".

Es por ello que Ezequiel Horrach ha anunciado que en dichas condiciones, y por la negativa reiterada del alcalde de Sóller a buscar una solución que satisfaga a las partes, a partir del próximo lunes día 7 de noviembre los vehículos de mercancías dejarán de operar en el centro de Sóller provocando así el desabastecimiento que repercutirá, muy a pesar suyo, sobre todos los usuarios, tanto a nivel de particulares como empresariales.

Hace tan solo un par de días el alcalde Simarro indicó que "recalcó la importancia de despejar la zona peatonal de la Plaza Constitución, hasta ahora repleta de camiones de alto tonelaje, para velar por la seguridad de los peatones y mantener el encanto del lugar. Muchas personas se han dado de bruces al pasear por la plaza y han acudido al ayuntamiento para pedir una solución coherente".

Simarro explicaba que "en una zona peatonal con un pavimento preparado para peatones y no para vehículos de gran envergadura, es imposible mantener el espacio sin rotura de pavimento, por no hablar de lo incómodo que es pasear o desayunar estando rodeado de camiones. Como primera medida de actuación se habilitaron plazas de carga y descarga en los tres aparcamientos mas cercanos de la plaza, en la plaza de la estación, del mercado municipal y en calle Jeroni Estades. Se ha impuesto un horario de mañana y se han dejado libres las dos entradas principales al corazón de Sóller".

Expuso también que "se ha podido observar durante estos días de cambio, que tanto turistas como residentes caminan sin temor o preocupación por la plaza, los niños y niñas juegan delante de la Iglesia y del ayuntamiento, sin duda, se respira más tranquilidad en el municipio. Carlos Simarro pide la colaboración de los transportistas para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y conservar los espacios municipales".

Los transportistas le declaran la guerra al Ayuntamiento de Sóller
Comentarios