domingo. 26.05.2024

El deseo de ganar independencia económica es el principal factor que impulsa a las mujeres a emprender. Así lo refleja un estudio realizado por MicroBank, el banco social de CaixaBank, en colaboración con Stone Soup Consuting, que cifra en un 38% el porcentaje de mujeres que en 2022 esgrimen este motivo como la primera motivación a la hora de impulsar su propia idea de negocio.

Hace dos años, solo el 25% de las encuestadas citaba el deseo de ganar independencia como principal motor del emprendimiento. Actualmente, por detrás de esta motivación se sitúa el haber detectado una clara oportunidad de negocio (34%) y, mucho más lejos, la vocación (10%), una situación de paro (9%) o precariedad laboral (2%) o la necesidad de obtener mayores ingresos (5%).

Durante 2022, el 38% de las personas beneficiarias de un microcrédito para impulsar o consolidar un negocio por parte de MicroBank fueron mujeres. En concreto, 86 contaron con el apoyo de la entidad en Baleares el año pasado. El banco social otorgó financiación a estas emprendedoras por un valor total de 1,2 millones de euros, un 22,8% más. En el conjunto de España, MicroBank respaldó a 3.592 mujeres con financiación valorada en 49,3 millones de euros y un importe medio de 13.700 euros.

El informe pone también de relieve que el perfil de la mujer emprendedora no responde a un único patrón, sino que es muy heterogéneo. No obstante, los rasgos mayoritarios se asocian con los de una mujer de entre 36 y 49 años (43%), con el título de Bachillerato (33%), motivada por ganar independencia (38%) y que orienta su actividad hacia los servicios profesionales (38%).  

Por edades, el segundo colectivo más numeroso es el de las mujeres de entre 26 y 35 años (34%), seguido de la franja de 50-64 (21%). Las emprendedoras menores de 25 años representan únicamente el 2% del total.

Según el nivel de estudios, el 33% de las beneficiarias de microcréditos de MicroBank había cursado Bachillerato, mientras que el 24% tenía una carrera universitaria, el 22% un título de FP y el 19% había estudiado la Educación Obligatoria. Solo un 2% de las mujeres emprendedoras con el apoyo de MicroBank carecía de estudios.

Respecto a los sectores predilectos para emprender por parte de las mujeres, destaca la actividad relacionada con los servicios profesionales, con un 38%, seguida muy de cerca por el comercio minorista, con un 36%. Otro sector relevante para las mujeres es la hostelería (23%), mientras que el emprendimiento femenino vinculado a nuevas tecnologías es moderado (2%).

Por otro lado, el informe refleja que las emprendedoras contratan mucho más a otras mujeres, con un 86% de casos, mientras que los hombres que incorporan a mujeres son el 49%.

“En MicroBank, apoyamos al emprendimiento en general y al emprendimiento femenino en particular. Conocemos de primera mano infinidad de casos de mujeres que han puesto en marcha su idea de negocio gracias a un microcrédito y nos llena de orgullo contribuir a hacerlas realidad”. “Impulsar el emprendimiento femenino es clave para el desarrollo social y económico del territorio”, explica Cristina González, directora general de MicroBank.

MicroBank apoya a un total de 86 emprendedoras en Baleares con una financiación de...