jueves. 25.07.2024

Mari Carmen Monterrubio es la directora general de My Uniform

-My Uniform ha iniciado un completo proceso de redefinición de marca y servicios. ¿Cual es el objetivo que persiguen con estos cambios?

-Buscamos básicamente solucionar los problemas recurrentes de los clientes. Hemos pasado mucho tiempo analizando cuáles son los obstáculos en la compra y gestión de la uniformidad de las empresas y nos hemos centrado en aportar soluciones, ser un partner para nuestros clientes. Incluso algunos bromean diciendo que ya somos un departamento más de sus empresas, lo que nos aporta satisfacción.

-Uno de los procesos que persiguen es la expansión y la internacionalización. ¿En que momento se encuentran en este aspecto?

-Nuestro plan es conseguir un crecimiento acelerado, pero seguro y controlado. Hace años que iniciamos ventas en la península de una manera muy tímida. El año pasado empezamos a estudiar licitaciones nacionales y a iniciar labor comercial. Este año ya estamos investigando los mercados internacionales para empezar a introducirnos en los países que sean más interesantes o tengan mayor necesidad. 

"Algunos bromean diciendo que ya somos un departamento más de sus empresa"

-Uno de los campos en los que ustedes se encuentran inmersos es el de la sostenibilidad con servicios y productos dirigidos a las empresas... Explíqueme algo más.

-La industria textil y más concretamente la de la uniformidad es de las más contaminantes y, sorprendentemente, es de las industrias en las que menos se ha actuado y más queda por hacer. En el último año nos hemos formado y hemos investigado profundamente en tejidos técnicos transpirables realizados con poliéster reciclado (incluso de plástico recogido del océano), pero me considero una firme defensora de la sostenibilidad por lo que esto quedaba muy corto, ya que actuábamos solo al principio de la cadena textil, que ahora mismo es lineal. 

Estamos buscando maneras de reutilizar los uniformes usados que actualmente se desechan y se incineran para convertirlos en otros materiales que nos permitan volver a introducirlos en la misma empresa que con otra utilidad (papelería, bolsas, etc.). 

Con nuestro lema " My Uniform changes my world" queremos ser punta de lanza de la circularidad en la uniformidad y conseguir una actuación consciente con diferentes servicios (eco-diseño, materias primas ecológicas y recicladas, fabricación certificada, extensión de vida útil basada en la calidad, plataforma de uso compartido, producto como servicio, etc.)

-Además ustedes han tomado medidas en este campo. ¿No?

-Hemos realizado la instalación de placas solares para el abastecimiento eléctrico en 2022 y la instalación de focos de bajo consumo que realizaremos en 2023. También, gracias a Asima, hemos conseguido reciclar el 100% de los residuos de papel, cartón y plástico que generamos en la empresa.  

-¿Cree que las empresas en general dan la importancia que corresponde a la uniformidad como expresión de su valor de marca?

-Lamentablemente las empresas, en general, invierten en decoración, publicidad y redes sociales, pero minimizan al mínimo la inversión en indumentaria del personal, que es su mayor activo y lo que genera mayor visibilidad. Poco a poco, junto a nuestra Asesora de Imagen Corporativa, educamos a nuestros clientes en la importancia de escoger bien colores, calidades, prendas, etc. que cumplan con los requisitos de confort y resistencia del usuario, pero a la vez comuniquen los valores de la empresa. Normalmente, la elección de la uniformidad se deja al encargado de realizar las compras y es un error, ya que suelen adoptar su estilo personal, sin tener en cuenta la identidad corporativa.

-¿Hay algun sector empresarial en el que transmitir esta imagen de marca con los uniformes sea especialmente necesario?

-Yo diría que es importante en todos los sectores, pero principalmente en aquellos en los que el usuario está de cara al público: hostelería, restauración, servicios, transportes, atención al cliente, etc. Es de vital importancia transmitir esa imagen coherente en todos aquellas empresas que venden servicios o productos premium. 

"Si algo hemos aprendido con la crisis del Covid es que debemos cambiar nuestros hábitos de compra, ésta no debe basarse en la urgencia"

-Ustedes trabajan mucho con empresas orientadas al turismo ¿Cree que este va a ser un buen año en este aspecto? ¿Cuales son las sensaciones que le han llegado?

-El año ha comenzado con gran optimismo. Esperamos que no esté marcado con la falta de suministro que sufrimos el año pasado y que tanto nos perjudicó cuando, después de dos años marcados por la pandemia, por fin el cliente nos demandaba producto y no éramos capaces de encontrarlo (incluso en toda Europa). Si algo hemos aprendido con la crisis del Covid es que debemos cambiar nuestros hábitos de compra, ésta no debe basarse en la urgencia. Nuestra recomendación para el 2023 es la anticipación, la organización y el stock de seguridad, ésta es la clave del éxito.

Monterrubio: "Las empresas minimizan la inversión en indumentaria del personal, que es...