martes. 23.07.2024

Meliá Hotels International ha obtenido un resultado neto atribuido de 95,9 millones de euros hasta septiembre, un 82,2 % superior al mismo período del año pasado, con 43,3 millones más que en el ejercicio anterior.
 

Los ingresos consolidados de la cadena hotelera han sido de 1.478,3 millones en los primeros nueve meses de 2023, con un aumento del 16,1 %, de los que 568,5 millones los ha registrado en el tercer trimestre, un 6,9 % más que en el mismo período del año pasado, según los resultados del tercer trimestre publicados este jueves.
 

La compañía destaca que las eficiencias logradas a través de la digitalización y el nuevo modelo operativo y gracias a la colaboración de proveedores clave en ciertos sectores como el energético, han permitido a Meliá mejorar su margen de Ebitda en 171 puntos básicos en los primeros 9 meses del año, comparado con el mismo periodo del ejercicio anterior.
 

El resultado bruto de explotación, Ebitda sin plusvalías, ha sido de 386,9 millones en los primeros 9 meses del año, un 17,8 % superior al mismo período del año pasado. En el tercer trimestre ha sido de 168,4 millones, un 1,9 % por encima del registrado en el mismo trimestre de 2022.
 

Meliá Hotels International ha calificado el tercer trimestre de "muy positivo en los destinos vacacionales y urbanos, fundamentalmente en España y en las principales ciudades europeas" y destaca que, a pesar de la incertidumbre y las tensiones geopolíticas, el turismo "ha tomado impulso tras la pandemia y continúa creciendo a buen ritmo, confirmando los buenos pronósticos de la OMT para este año, basados en la resiliencia de la demanda y la creciente prioridad otorgada a los viajes y las experiencias".
 

Las costas peninsulares y Baleares registran el mejor desempeño, destacando los mercados británico y español.
 

El presidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, ha destacado que los datos del tercer trimestre confirman "la solidez de la recuperación turística en los destinos vacacionales y urbanos españoles y en los principales destinos urbanos 'bleisure' en Europa, que mantuvieron el crecimiento de las tarifas en torno a un dígito medio y registraron mejoras en la ocupación, si bien en cuanto a ésta se aprecia todavía un prometedor recorrido de mejora, sobre todo en las ciudades europeas".
 

"Todo ello permitió una mejora global del 19,5% del RevPAR en lo que llevamos de año", ha añadido, según un comunicado de la cadena.

El RevPAR (ingreso medio por habitación disponible) ha crecido un 6,6% en el tercer trimestre, por la evolución positiva de los niveles de ocupación, que en España se aproximan ya a los de 2019 mientras continúan mejorando en EMEA (Europa, Oriente Medio y África), América y APAC (Asia Pacífico); y al mantenimiento del crecimiento, si bien más moderado que en el mismo periodo de 2022, de las tarifas medias, que obedece al buen ritmo de la demanda, sobre todo en los productos y servicios de lujo.
 

La digitalización ha propiciado una optimización de los ingresos, porque las ventas por la página web de la cadena representan más del 46% del total en los primeros 9 meses del año.
 

Con 18 hoteles firmados hasta la fecha, con 3.500 habitaciones, la cadena mallorquina tiene previsto alcanzar los 30 hoteles incorporados antes de que acabe el año, esperando sumar más de 7.000 habitaciones bajo fórmulas de gestión y franquicia.
 

Meliá ha abierto 8 hoteles en 2023 hasta la fecha, con 1.514 habitaciones, que se incorporan bajo gestión o franquicia, y tiene 26 aperturas programadas hasta final de 2024, con foco principal en México, cuenca mediterránea y capitales europeas.
 

La cadena señala que se mantiene el ritmo positivo en las reservas diarias sin indicios de ralentización, con un incremento global del 22,5% de reservas hasta final de año, respecto a la misma fecha de 2022.
 

Prevé un cuarto trimestre positivo, por la extensión de la temporada vacacional y la recuperación del segmento corporativo y MICE, que registra un aumento de las reservas del 26 % para 2024.
 

Melià espera un invierno positivo (de noviembre a abril) en Cabo Verde y Canarias, con un 26,5% más reservas que en la temporada anterior, y un impulso del mercado de Estados Unidos y Canadá en los hoteles del Caribe.
 

Tras recuperar gran parte del volumen de demanda interna, la hotelera espera que continúe la recuperación del turismo internacional en APAC, al hilo del incremento de la conectividad y flexibilidad de condiciones de entrada.

Meliá Hotels dispara sus beneficios un 82,2% hasta septiembre llegando a casi 96M€