sábado. 20.07.2024

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) e Iberdrola han firmado un nuevo acuerdo de financiación por valor de 1.000 millones para acelerar la transición energética en Europa mediante la construcción de una amplia cartera de plantas fotovoltaicas (19) y eólicas (onshore) (3) en España, Portugal y Alemania.

La construcción de estas plantas movilizará una inversión conjunta superior a los 1.700 millones y su capacidad total instalada será de 2,2 GW. El proyecto contribuirá a acelerar la transición energética, la seguridad del abastecimiento de energía, la acción por el clima y la cohesión social en Europa. 

Esta operación contribuye a REPowerEU, el programa de la UE para incrementar la autonomía energética de Europa. 

Además, el proyecto tendrá una componente de innovación que ayudará a la integración de renovables, sin duda uno de los grandes retos para alcanzar los objetivos climáticos de Europa. Algunos de los proyectos fotovoltaicos incluirán hibridación con energía eólica y con sistemas de baterías para el almacenamiento de la energía. Los sistemas híbridos permiten generar energía fotovoltaica cuando brilla el sol y energía eólica cuando sopla el viento, complementándose y compartiendo un mismo punto de conexión para garantizar un suministro más estable. El almacenamiento de energía es un pilar fundamental de la transición energética, ya que permite flexibilizar la producción de energía renovable y garantizar su integración en el sistema. 

El acuerdo ha sido firmado en Madrid por Ricardo Mourinho Félix, vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones, e Ignacio Galán, presidente de Iberdrola.

Las plantas de nueva construcción generarán energía verde equivalente al consumo medio aproximado de más de un millón de hogares en un año y en gran parte estarán localizadas en regiones de cohesión donde la renta per cápita es inferior a la media de la Unión Europea, demostrando el compromiso del BEI con la convergencia económica y social. Las inversiones que se acometerán bajo este acuerdo permitirán impulsar el crecimiento económico y el empleo de las regiones en las que se instalarán las plantas de energía renovable. Este nuevo proyecto contribuirá a los planes nacionales de energía de los tres países, además de al objetivo de emisiones netas cero de Iberdrola fijado antes de 2040. 

“Con este importante acuerdo de financiación, que cubre tres países, el BEI continua con su apuesta firme para acelerar la transición energética en Europa y garantizar el acceso a una energía sostenible para todos los europeos”, ha subrayado el vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix. "Se trata de un objetivo estratégico para la Unión Europea y para el BEI que contribuye no sólo a la mitigación del cambio climático sino también a la seguridad energética y autonomía estratégica de la Unión. Energía sostenible y seguridad energética son dos caras de la misma moneda como ha demostrado la horrible guerra en Ucrania. La colaboración con empresas del sector energético europeo como Iberdrola es fundamental para alcanzar este doble objetivo”.

Por su parte, el presidente de Iberdrola Ignacio Galán, ha destacado: “Como uno de los principales socios del BEI, es una satisfacción para nosotros volver a contar con su confianza a través de este préstamo, que supone un enorme revulsivo para acelerar la independencia energética de Europa –en línea con el Plan RePowerEU de la Unión Europea–, alcanzar los objetivos climáticos, y seguir creando crecimiento económico y empleo en el continente”. 

En 2022 el Grupo BEI ha comprometido financiación por un valor superior a los 17.000 millones para la transición energética en Europa. En España esta prioridad de acción del Banco del Clima alcanzó en el mismo ejercicio la cifra récord de 3.197 millones, que se destinaron a la financiación de proyectos de energía sostenible y recursos naturales, lo que sitúa el país como segundo de la UE por volumen de financiación. Esta cifra demuestra el compromiso del Grupo para garantizar el acceso a una energía sostenible en momentos de gran incertidumbre. Estas inversiones están ayudando a Europa a superar la crisis provocada por el recorte repentino del suministro de gas ruso derivado de la injustificada agresión de Rusia contra Ucrania.

En octubre, el Consejo de Administración del BEI decidió elevar los volúmenes de financiación para energías limpias del Grupo a niveles sin precedentes en apoyo del objetivo del plan REPowerEU, que tiene como objetivo poner fin a la dependencia de Europa de las importaciones rusas de combustibles fósiles. En los próximos cinco años, se invertirán 30.000 millones adicionales al ya sólido apoyo del BEI al sector energético en la UE. Se estima que la financiación comprometida como parte de REPowerEU movilizará 115.000 millones en inversiones adicionales de aquí a 2027, lo que contribuirá sustancialmente a la independencia energética de Europa y al objetivo del Grupo BEI de movilizar 1 billón de euros durante esta década para la financiación de la lucha contra el cambio climático.

España está llamada a jugar un papel muy relevante en el despliegue de REPowerEU y en general en la apuesta a largo plazo del Grupo BEI por la energía sostenible. Prueba de ello es la financiación comprometida con proyectos como el de Iberdrola y otros proyectos de energía renovables, eficiencia energética o almacenamiento y redes de energía que reciben financiación del BEI en España.

La operación se enmarca dentro del compromiso de Iberdrola por la descarbonización del planeta. En esta estrategia, la compañía tiene previsto invertir más de 47.000 millones entre 2023 y 2025 para impulsar la transición energética, el empleo y las emisiones netas nulas.

Iberdrola continúa avanzando en su compromiso de sostenibilidad, basado en la electrificación de la economía, a través de las energías limpias, y orientado a la lucha contra el cambio climático y la creación de riqueza y empleo en las comunidades donde opera. Gracias a la firma de este lunes, la eléctrica afianza su posición en financiación sostenible con más de 48.000 millones de volumen de operaciones firmadas en ESG, de los cuales 17.619 millones son en bonos verdes.

Los proyectos a los que Iberdrola destina los recursos obtenidos con este tipo de colocaciones están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, en los que Iberdrola focaliza sus esfuerzos: el número 7 –Energía Asequible y No Contaminante- y el número 13 –Acción Climática-.

Iberdrola consigue un préstamo de 1.000 M€ para acelerar la transición energética en...