sábado. 20.07.2024

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha exigido este martes a los candidatos a formar Gobierno que se sienten a negociar para alcanzar acuerdos que ofrezcan "estabilidad" y estimulen la inversión, con menos "crispación" y con más diálogo, "que es lo que ha votado España".



En su intervención en la clausura de la asamblea anual de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Garamendi ha dejado claro que los empresarios españoles secundan "la unidad del país", el marco constitucional, la monarquía parlamentaria y la separación de poderes.



También ha defendido a los empresarios tras las críticas recibidas, en especial a los del sector de la distribución, que han sido acusados de ser los culpables de la subida de los precios y la inflación que lastran la economía española.



"Somos la solución y no el problema", ha dicho Garamendi, que ha insistido en que "las empresas tienen que ganar dinero", porque si no, lo tendrían más difícil para cumplir con los retos de digitalización y sostenibilidad que tienen por delante.



Asimismo, se ha quejado de la cantidad de impuestos que deben pagar las empresas y de que se suban las cotizaciones sociales sin estudiar bien los diferentes sectores, como si fuera "una derrama en una comunidad de propietarios".



También ha instado a los agentes sociales a retomar sus reuniones para analizar, entre otros, el problema del absentismo y el del desempleo, que afecta a más de tres millones de personas, ya que, a su juicio, no puede ser que haya sectores, como el comercio, que tienen problemas para cubrir las vacantes.



Por su parte, el presidente de Anged, Alfonso Merry del Val, ha lamentado la parálisis de las reformas y el empobrecimiento de la economía, consecuencia de la "interminable batalla política" que se vive en España y ha señalado a la baja productividad como uno de los principales problemas del país, que se traduce "en un menor crecimiento de las empresas y en un freno para la inversión y el empleo".



"Solo mejorando la productividad de las empresas podemos garantizar un crecimiento sano de nuestra economía a largo plazo, capaz de proveer mejores empleos y proporcionar el máximo nivel de bienestar a sus ciudadanos", ha dicho.



Por todo esto, ha pedido que no se margine a los empresarios porque son "la base sobre la que se construye la riqueza de un país" y el pilar para sostener la inversión y los servicios públicos

Garamendi pide a los políticos diálogo con moderación, que es "lo que ha votado España"