jueves. 08.12.2022
PARO

Julio histórico para el empleo en Baleares

En el séptimo mes del año salieron del paro 18.172 personas, un descenso 26,1%

El descenso del desempleo en julio (197.841) situaron el número de parados inscritos en el SEPE en 3.416.498, la cifra más baja desde antes de la pandemia.

El desempleo en Baleares descendió un 26,1% el pasado julio con relación al mismo mes de 2020, al estar en paro 18.172 personas menos que hace un año, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía social este martes.

 

En julio la cifra de parados ascendía a 52.835, lo que supone un 40,8% por encima de la tasa de desempleo que se registro en julio de 2019 cuando aún no había surgido la pandemia de la covid-19. Con relación a junio de este año, el desempleo en Baleares se redujo un 15,8%, en 9.914 personas.

 

Baleares, junto a Canarias, han registrado en julio la mayor reducción de personas en ERTE, aunque siguen siendo las que más trabajadores protegidos concentran.

 

En este sentido, Baleares con un 5,39% de trabajadores protegidos por el ERTE, está por detrás de Las Palmas (8,58%) y de Santa Cruz de Tenerife (7,23%).

 

En cuanto al conjunto del país, el número de afiliados medios a la Seguridad Social marcó un nuevo máximo histórico al situarse en 19.591.728 en julio, un mes en que el paro registrado experimentó una caída del 5,47%, el mayor recorte de toda la serie.

 

Según los datos publicados este martes por los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social, el paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 197.841 personas en julio con respecto a junio, un 5,47%, que es la mayor caída de toda la serie histórica y que sitúa el número de parados en 3.416.498.

 

Por su parte, la afiliación a la Seguridad Social alcanzó en julio una media de 19.591.728 ocupados, un nuevo máximo histórico que supera al de julio de 2019 (19.533.211), tras sumar 91.451 cotizantes. El número de trabajadores en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) cerró julio en 331.486, el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia tras reducirse en 56.719 personas si se tiene en cuenta la fecha de alta y en 116.334 si se tiene en cuenta la fecha de notificación.

 

AFILIACIÓN RÉCORD

Por sectores, el empleo creció con fuerza en actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (un 6,08%), la hostelería (5,69%), el personal doméstico (5,25%) o el suministro de agua (4,02%), mientras que bajó en un 10,96% en educación por el fin del curso académico.

 

El régimen general sumó 87.124 nuevos afiliados, hasta un total de 16,2 millones, pese a los retrocesos de los sistemas especial agrario (52.280 afiliados menos) y del hogar (1.998 menos).

 

El régimen de autónomos aumentó el número de ocupados en 1.978, hasta 3,32 millones, y el de mar, en 2.348, hasta 66.467.

 

En julio, el empleo creció con fuerza en Baleares (un 4,4%), Cantabria (2,74%) y Castilla y León (1,43%), mientras que se redujo en seis comunidades y las dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla anotaron retrocesos de más del 2%).

 

En términos desestacionalizados, el número de afiliados medios a la Seguridad Social en julio fue de 19.400.964 personas, 133.049 más que en junio y la cifra más alta desde antes de la pandemia.

 

PARO REGISTRADO

El descenso del desempleo en julio -197.841 en términos brutos y 191.756 en términos desestacionados- situaron el número de parados inscritos en el SEPE en 3.416.498, la cifra más baja desde antes de la pandemia.

 

Esta reducción del paro fue generalizada por todos los sectores económicos, encabezados por los servicios (se reduce en 133.658 personas, un 5,29%), y seguido de personas sin empleo anterior (31.991, un 9,46%), industria (13.158, un 4,6%), construcción (10.154, un 3,62%) y agricultura (8.880, un 4,82%).

 

En julio, el paro bajó más entre las mujeres (104.891 desempleadas menos) que entre los hombres (92.950), aunque el número total de paradas sigue superando con creces al de parados (2.017.719 y 1.398.779, respectivamente).

 

Todas las comunidades autónomas registraron una contracción del desempleo, que fue especialmente significativa en Andalucía (69.159 parados menos), Cataluña (37.548) y Canarias (20.374).

 

Así, seis comunidades autónomas (Galicia, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Baleares y Cantabria) y la ciudad de Melilla contaban en julio con menos parados que en febrero de 2020, antes de la pandemia.

 

El número de contratos registrados durante el mes de julio ha sido de 1.838.250, de los que 165.500, un 9%, eran indefinidos.

Julio histórico para el empleo en Baleares
Comentarios