sábado. 20.07.2024

El sector de la construcción en España encara un par de años de escaso crecimiento, un 1,4% en 2024 y un 1,2% en 2025, arrastrado por las dificultades de la edificación de nueva planta y pese al impulso de los fondos europeos Next Generation, según las previsiones del informe Euroconstruct.

Euroconstruct es un grupo de análisis formado por 19 institutos europeos que celebra cada año dos conferencias para presentar sus informes sobre la situación actual y futura de los mercados de la construcción, que en el caso de España elabora el ITeC.

El informe de verano, presentado este lunes en Barcelona por ITeC, alerta de que, si se descontara el efecto de los fondos europeos, "el sector de la construcción se encontraría en claras dificultades".

"Bajo la superficie, los problemas de escasez de mano de obra se cronifican y planea el temor de que pueda pasar algo parecido con los altos costes de los suministros, la energía y el crédito", apunta el documento.

Por categorías, la producción de la edificación residencial se prevé "bastante plana" en el período 2023-2025, tras un mínimo avance del 1% en 2023, el estancamiento en el 2024 y un ligero retroceso del -0,5% en el 2025.

"Estos tres años de paréntesis deberían servir para despejar las dudas sobre varios frentes: cuáles serán los efectos reales de la nueva Ley de Vivienda, hasta qué punto se ejecutará toda la vivienda pública anunciada antes de las elecciones y en qué momento regresará al mercado el comprador tradicional al cual le es imprescindible obtener una hipoteca", señala el informe.

A juicio de Euroconstruct, el subsector residencial podría recuperarse del estancamiento y crecer un 2,5% en 2026, mientras que el mercado de la rehabilitación no está cumpliendo las expectativas y la previsión para 2024 es del 2,6%, con riesgo de que se retraiga los dos próximos años.

El informe detecta también "un extra de prudencia" en la edificación no residencial y augura una ligera caída del -1% en 2024 para seguir con una modesta subida del 1-1,5% en 2025-2026.

Por último, la ingeniería civil es el segmento que más partido está sacando de los fondos Next Generation, aunque también hay prudencia, y Euroconstruct advierte de que, "si no se adjudican todos los proyectos que se han licitado hasta el momento y se agotan los proyectos para licitar, España se vería obligada a devolver a Bruselas los fondos no consumidos".

En el conjunto de Europa, el informe augura que el sector continuará en 2024 con el decrecimiento que se vio en 2023 (- 1,7%), tras un 2022 de récord, y que el año acabará en esa línea (-2,1%).

Así, estos dos años seguidos de contracción dejarán al sector con un volumen de producción similar al de 2019, el cuarto mejor año desde el 2000; mientras que las proyecciones para 2025 y 2026 son positivas, con crecimientos en torno al 1,5%. 

El sector de la construcción en España encara un par de años de escaso crecimiento