jueves. 25.07.2024

Según el informe mensual de precios de venta de pisos.com, la vivienda de segunda mano en Baleares en mayo de 2023 tuvo un precio medio de 4.127 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró un ascenso mensual del 2,01%, el más alto del país. Interanualmente, creció un 22,24%, también el repunte más relevante del panorama nacional.
 

Baleares fue la autonomía más cara del país, por delante de Madrid (3.450 €/m²), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en mayo de 2023 registró un precio medio de 2.053 euros por metro cuadrado, arrojando un ascenso mensual del 0,46%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 6,74%.
 
Con una inflación que va remitiendo, pero marcando unos valores todavía altos, la trayectoria del precio de la vivienda imita esta moderación, arrojando repuntes suaves.

“El efecto de la subida de los tipos de interés no condicionará de forma radical al mercado”, asegura Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. “Es verdad que las hipotecas son más caras y las condiciones más exigentes, lo que provocará que algunos compradores den un paso atrás, pero los cambios en la financiación pasarán de largo por los precios”.

El experto sostiene su previsión en las características de la oferta: “El producto es escaso en determinadas plazas, y aunque haya cierto trasvase desde el alquiler por la nueva normativa, los ajustes quedarán limitados a lugares donde no haya presión por parte de la demanda”.
 

El residencial sigue siendo el activo por excelencia dentro del sector inmobiliario. “Ser propietario es algo que está en la agenda vital de cualquier persona; se tardará más o menos en convertirlo en realidad, pero al final tener una casa está en nuestro ADN”, revela Font. El portavoz del portal inmobiliario señala que hay que avanzar en la “creación de mecanismos que permitan acceder a este mercado en unas condiciones atractivas, sin olvidar que el cliente, aunque puede encajar en un tipo medio, es muy diverso y reclama soluciones personalizadas”.
 


La capital balear (2,57%) arrojó el cuarto repunte mensual más alto de España. De un año a otro, Palma (20,80%) fue la capital española que más subió de un año a otro. Con 4.256 euros por metro cuadrado en mayo de 2023, Palma fue la cuarta capital de provincia más cara, en un listado liderado por Donostia-San Sebastián (5.762 €/m²).
 

No hay freno para la subida del precio de la vivienda: un 22% en un año