lunes. 15.04.2024

En las últimas semanas son muchas las personas que se han visto obligadas a teletrabajar desde casa. La situación actual ha forzado a muchas empresas y autónomos, a replantearse la forma en la que trabajan y se relacionan con sus empleados, clientes y colaboradores.

 

Sin embargo, este hecho, también ha puesto de manifiesto que no todo el mundo cuenta con los medios y la tecnología necesarios para poder alcanzar su rendimiento óptimo y que no todo el mundo es capaz de ser igual de productivo en casa que como lo era en su oficina.

 

Muchas veces el problema es la dificultad de conciliar el trabajo con la vida familiar, concentrarse y evitar distracciones, la soledad de no poder compartir el día a día con otras personas, y en numerosas ocasiones es simplemente el hecho de no poder disponer de un espacio, con una mesa y una silla en condiciones y conectividad a internet de calidad.

 

La presente crisis ha puesto en valor lo importante que es tener un entorno de trabajo adaptado, que fomente la productividad y la creatividad, que facilite las relaciones profesionales y personales y que además no suponga más del 40% del coste fijo mensual de una empresa.

 

Los espacios de trabajo surgieron hace años precisamente para dar respuesta a todas estas necesidades de empresas, autónomos y trabajadores en remoto. Hoy en día hay muchas opciones para poder encontrar un lugar que se adapte a las necesidades, gusto y presupuesto de cada bolsillo.

 

Tener un puesto en un espacio de coworking, o una oficina, no sólo te permite ser más productivo, dar una imagen más profesional, poder separar tu vida laboral de la personal e incluso darte a conocer en un mercado, sino que además te ofrece una gran flexibilidad horaria y de compromiso, ya que los contratos no obligan a largos periodos y un ahorro en costes, al incluir en una misma factura todos los servicios (puesto de trabajo o despacho, internet, luz, seguridad, limpieza, mobiliario…)

 

Desde esta semana, los espacios adheridos a la Asociación de Espacios de Coworking de Baleares (COILLES) procederemos a la reapertura progresiva de nuestros centros.

 

Para garantizar la seguridad de nuestros coworkers hemos creado un protocolo de seguridad e higiene en base a las recomendaciones de las administraciones públicas y a las asociaciones de oficinas y espacios flexibles. Este protocolo, que todos los asociados de COILLES van a poner en marcha, muestra nuestro compromiso con la sociedad, nos permite ofrecer a nuestros miembros y a todos aquellos que están por venir, un entorno lo más seguro posible.

 

Además, estamos y estaremos atentos a cada cambio que se produzca en la “nueva normalidad” para adaptarnos y cumplir con los requisitos recomendados, con el fin de garantizar espacios seguros de contagios. (Limpieza, medidas de seguridad, normativas de convivencia…).

 

Es un momento de transición compleja, en el cual las necesidades de pymes, autónomos y tele-trabajadores han cambiado, nosotros queremos ser la respuesta.

 

La asociación COILLES nace como un mecanismo para aumentar y dar a conocer los beneficios de este modelo de trabajo en las tres islas, poder ofrecer a todas las personas una gran red de centros, ofrecer una mayor gama de servicios adaptados a las necesidades de los trabajadores y emprendedores de baleares y dar soporte a todos aquellos que buscan un coworking profesional y con las máximas garantías.

 

En estos momentos de incertidumbre, y como parte de nuestros valores y espíritu emprendedor, que se fomentan en todos y cada uno de los centros que forman parte de COILLES, queremos afrontar la situación proponiendo soluciones reales y apoyando a los colectivos que demandan nuestros espacios.

Los coworkings de Coilles empiezan su reapertura progresiva