sábado. 20.07.2024

Hoy día el uso del plástico a la hora de pagar en cualquier comercio o restaurante se ha generalizado y avanza por encima del dinero en efectivo. Hablamos de las tarjetas de crédito tan útiles y cómodas que incluso ya se llevan instaladas en el teléfono móvil. Ahora bién debemos tener en cuenta que no todas las tarjetas son iguales y no funcionan de la misma manera. Tanto es así que pueden afectar nuestra economía sobre todo cuando hablamos de tarjetas denominadas 'revolving'

Las tarjetas de crédito y las tarjetas revolving son dos opciones populares para financiar compras a corto plazo. A primera vista, pueden parecer iguales, pero en realidad hay algunas diferencias importantes entre ambas. A continuación, te contamos más sobre cada tipo de tarjeta y las diferencias entre ellas.

Tarjeta de Crédito
Una tarjeta de crédito es una herramienta financiera que te permite tomar prestado dinero de un banco o entidad financiera para realizar compras. Generalmente, las tarjetas de crédito tienen un límite de crédito preestablecido que te permite gastar hasta esa cantidad. Si pagas el saldo completo de tu tarjeta de crédito antes de la fecha de vencimiento, no pagarás intereses. Si no pagas todo tu saldo, tendrás que pagar intereses sobre el saldo restante.

Tarjeta Revolving
Una tarjeta revolving, por otro lado, es una línea de crédito renovable que funciona como una tarjeta de crédito, pero con algunas diferencias importantes. Mientras que las tarjetas de crédito suelen tener un límite de crédito determinado por el banco, las tarjetas revolving no tienen un límite establecido. En cambio, el límite de crédito se determina en función de tu historial crediticio y tu capacidad para pagar.

Además, a diferencia de las tarjetas de crédito, las tarjetas revolving te permiten pagar solo una parte del saldo cada mes, a cambio de un interés. Esto significa que si no puedes pagar todo tu saldo cada mes, puedes optar por pagar solo una fracción y aún así mantener tu línea de crédito activa. Sin embargo, mucho ojo por que debemos tener en cuenta que las tasas de interés en tarjetas revolving pueden ser significativamente más altas que las de las tarjetas de crédito. En este caso puede resultar muy útil el hecho de poder calcular la devolución del dinero de la tarjeta revolving. En internet encontraremos diferentes calculadoras como la de Justalia.

Es frecuente que muchas personas no tengan claro las diferencias entre ambas tarjetas y que se vean envueltas a veces en una espiral de deuda por falta de información a causa del funcionamiento de las tarjetas revolving. En estos casos lo más práctico resulta acudir a abogados especializados en tarjetas revolving como por ejemplo los de la empresa Justalia.

Diferencias Clave
Las diferencias clave entre estas dos tarjetas son:

- La tarjeta de crédito tiene un límite de crédito preestablecido, mientras que la tarjeta revolving tiene un límite que se determina en función de tu historial crediticio.


- Si pagas todo el saldo de tu tarjeta de crédito, no pagarás intereses. Si decides no hacerlo, pagarás intereses sobre el saldo restante. Por otro lado, en tarjetas revolving puedes pagar solo una parte del saldo cada mes, pero a cambio deberás pagar intereses sobre el monto restante. 


- Además, las tasas de interés en tarjetas revolving pueden ser mucho más altas que las de las tarjetas de crédito, lo que puede hacer que sea más costoso financiar compras a través de una tarjeta revolving.

En conclusión, aunque las tarjetas de crédito y las tarjetas revolving pueden parecer iguales a simple vista, en realidad hay algunas diferencias clave entre ellas. Asegúrate de entender las diferencias antes de decidir cuál es la mejor opción para ti y para tus necesidades financieras. Recomendamos siempre leer detenidamente los términos y condiciones asociados a cada una de estas tarjetas antes de solicitarlas y en última instancia si crees que has sido víctima de un abuso en este sentido siempre puedes recurir a abogados que trabajen en revolving.

Tarjeta de crédito vs. Tarjeta Revolving: ¿Cuáles son las diferencias?